A Ángel y Pilar

Pilar y Ángel, quienes vivían en Buenos Aires, recibieron cartas y tarjetas postales de familiares y amigos. En ellas se refieren exultantes viajes por el mundo y noticias graves de convalecencias y decesos.