Amalia y Arpegio

Cuando se conocieron él contaba con 22 años y ella 16.En octubre de 1957 Arpegio le informó a su novia que iba a ser parte de un grupo de investigadores y expedicionarios con destino a la Antártida. En poquísimo tiempo se resolvió todo y, a sus 25 años, Arpegio estaba embarcando en el rompehielos General San Martín hacia el sur.

Entonces comenzó para ellos una relación diferente. Las comunicaciones eran muy escasas: algún telegrama, al principio algunas fotos.

Las cartas muestran los primeros años de noviazgo y aquel año de Arpegio en la Antátida.

De Arpegio para sus ojos, sin fecha

Tus ojosOjos verdes, muy ratos son los tuyos… melancólicos, graves.Hablan y ríen cuando a veces mudos tus rojos labios se abren y me dicen ansiosos que eres buena eres buena a pesar de tu orgullo…Que saben de tu angustia por mi ausencia esos ojos, de mirar profundo.-Ayer… cuando te dije

Ver Más »