De Beba para su amor, 4 de marzo de 1955 a las 9 y 27 de la noche

4/3/55 a las 9 y 27 de la noche
Mi amor: Hoy me diste el primer beso. El primer beso en los labios! oh mi vida me besaste, me besaste y me parece imposible! ¿porqué? dirás; pues no sé, pero es que recibir tu beso me parecía un sueño; un sueño que forjé la noche que supe que te quería; porque yo te quiero no sé desde cuando, pero te quiero; qué cosa maravillosa es mirar tus ojos, tus ojos y todo tu rostro, ese rostro de facciones nobles que demuestran la hidalguía de tu alma… tu alma… me parece que es hermosa aunque… ¡cuánto me agradaría que reconociese a Dios como el supremo Creador, como la luz del mundo; que se inclinase y se uniese a cuantos pronunciaron tu nombre. 
Te dije que quisiera verte en la Misa el domingo, irás; verdad querido?
Mira; es mucho lo que decirte anhelo, más, no sé cómo expresarlo. Solamente hoy, como siempre, te diré… te quiero!
Okey! Ya!
Beba.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp