4/3/55 a las 9 y 27 de la noche
Mi amor: Hoy me diste el primer beso. El primer beso en los labios! oh mi vida me besaste, me besaste y me parece imposible! ¿porqué? dirás; pues no sé, pero es que recibir tu beso me parecía un sueño; un sueño que forjé la noche que supe que te quería; porque yo te quiero no sé desde cuando, pero te quiero; qué cosa maravillosa es mirar tus ojos, tus ojos y todo tu rostro, ese rostro de facciones nobles que demuestran la hidalguía de tu alma… tu alma… me parece que es hermosa aunque… ¡cuánto me agradaría que reconociese a Dios como el supremo Creador , como la luz del mundo; que se inclinase y se uniese a cuantos pronunciaron tu nombre. 
Te dije que quisiera verte en la Misa el domingo, irás; verdad querido?
Mira; es mucho lo que decirte anhelo, más, no sé cómo expresarlo. Solamente hoy, como siempre, te diré… te quiero!
Okey! Ya!
Beba.