De Chiquito a queridos padres – Río de Janeiro, 25 de enero de 1976

25-1-76
Queridos padres:
Empecé una carta en el vuelo B. Ars, Río, pero luego me fué imposible acabarla para dejarla en Brasil, asi que ahora recien hemos despegado de Rio y con 9 horas por delante tendré tiempo de sobra para contarles todo lo que hicimos.
En el viaje para Río paramos en Paraguay y nos dejaron bajar 15 minutos, el aeropuerto es chiquito y pobre, lleno de indios vendiendo flechas y plumas, blusas bordadas tipo ñanduty; yo de recuerdo me compré un anillo de plata trabajada muy original y típica, no lo vi en ninguna parte, costó 6 dólares. Bueno como verán por el papel el hotel era de lujo, nevera, televisión en color en la pieza (pero ducha en vez de bañera) 1550 pts. h. matrimonio. La impresión de Rio fué de gran riqueza y adelanto, nos gustó mucho, Emilia quedó encantada con todo (menos la comida) en especial con los mulatos y los tangos. El desayuno en el hotel era bárbaro, frutas tropicales de todas clases, bollos, galletitas, pan, huevos en omelete, jamón dulce y queso; así que lo organizamos para hacernos unos bocadillos y por la noche teníamos la cena en la nevera y cenábamos mirando la tele. Una noche hicimos un tour al Corcovado, una Macumba y en una parte sambas, estuvo entretenido, aunque se vé todo demasiado preparado. Nos recorrimos a pié toda Copacabana una vez por la playa, y la vuelta por la parte comercial de adentro, 12 Kms, espero haber rebajado algo de peso!
Nos compramos bastantes cosas, la manito, un cuerno de jabalí cada uno, pulsera de jacarandá, unas piedras originales, zapatos de paja y otros Emilia tippo Hippy, esos en el mercado Hippy que hoy Domingo por la mañana hacian en una plaza del barrio de Ipanema, era de lo más tipica.
También conseguí los pinchos de copetín de piedritas.
Y Emilia me compró una piedra preciosa color violeta clara ópalo, para hacerme un anillo con ella, como tengo unos brillantitos en la pulsera del reloj antigua de oro, iré a Tortosa para que la haga. Hoy aprovechamos bien la mañana, por ser el último día, después del mercado hipy nos fuimos a bañar a la playa de Ipanema, es (?) mejor que Copacabana, el agua estaba deliciosa y limpia, pués hoy creo tuvimos 42º grados, suerte que los tres días anteriores fué una temperatura ideal, ni compararse con el horno de Rosario.
Ayer fuimos en Excursión a Teresópolis y Petrópolis, muy linda la carretera, con los lados de la carretera como selva, comimos en un restaurant con mini zoológico alrededor, si vieras los perezosos debajo de un árbol, eran una monada- durante la comida la amenizaba un negro al órgano tocando sambas. Me compré una palta que me llevo y bananas de oro, para el hotel compramos higos gigantes y un coco, tienen una fruta riquísima, pensar que ahora nos tenemos que conformar con naranjas, platanos y manzanas! Otro día recorrimos la parte del centro de Rio, la avda Río Branco (que es más angosta que la 9 de Julio) etc, nos dimos unos tures que llegábamos al hotel más muertos que vivos, pero no había más remedio que hacerlo así, para conocer en tres días un poco el país.
Los precios como quedamos les diría algo, son más o menos a la par de España o sea que para el argentino carísimo y para nosotros regular, pero claro que viniendo de B. Aires y sobre todo la comida te horroriza pagar por unos bocadillos y cerveza, como allá una opípara comida de 4 personas.
Se quejan de poco turismo en Brasil por ser plena temporada, pero como en la Onu votó contra Israel y casi todas las agencias son de judíos, dicen cancelaron 400 charters, puede venirle bien a Argentina, por lo menos que entre plata por algún lado, no te parece?
Anoche sábado alrededor del hotel, había un ambiente bárbaro, unas cuantas escuelas de samba estaban por la calle ensayando para el carnaval, tienen un ritmo bárbaro, todos al en la música bailaban, un verdadero espectáculo, nos quedamos sentados en un banco unas cuantas horas observando todo, de lo más divertido. Te aseguro que peligro por la noche como nos habían dicho, etc, es incierto, vigila una barbaridad la policía y a la gente se la ve contenta y amable.
En el aeropuerto no quieras ver la revisión de los equipajes de mano que nos hicieron, a mí me cachearon y nos hicieron pasar cosas por un pasillo especial, cuando vieron los frasquitos homeópatas, yo tenía un susto de que no los dejaran pasar, pero menos mal que todo fué bien e incluso las valijas pasaron sin problemas. El avión vá bastante lleno (no me lo explico con el precio) caso todos venían de B. Aires, mucha gente jóven, que pienso deben irse a la aventura a Europa, a la pareja jóven que conocimos en la policía, aún no los vi, a lo mejor no le dieron l permiso para viajar. Menos mal que vamos en medio en la 5º fila del cine y con los tres asientos de al lado libres, ya veré como me organizo para dormir, pués ya no había lugar para los abrigos y los llevo ensima de los asientos. La película que dan me dijeron es «Braningan» no sé que será pero hemos agarrado los auriculares, pués así se te pasa más el rato. Van bastantes niños, que ganas tiene la gente de viajar con engorros.
Estamos contentos de nuestro viaje, nos han parecido estos 45 días, como un lindo sueño; qué lástima que lo bueno pasa tan pronto! además todos se portaron tan bien con nosotros que nos deja un grato recuerdo, ha sido todo perfecto, pués no tuvimos al final ningún contratiempo, un poco de suspenso con la policía argentina, pero al final todo se arregló bien. Hay algunos que llevan abrigos de la zorra, sé vé que somos unos cuantos los que sabíamos el asunto.
En vuelo ya a Madrid, intentando escribir, pues el movimiento que en este momento llevamos impide hacerlo con mejor estilo, ya que creo estamos en el centro de una tormenta; son casi cinco horas de viaje, lo que significa haber pasado el «rubicón». Desde ya saboreamos con los recuerdos los días gratísimos que pasamos en Argentina ¡parece un sueño!, a pesar de este «baile» que estamos teniendo lo volvería a repetir.
De Brasil y concretamente de Rio de Janeiro, sólo puedo decir que ha sido «broche de oro» para este viaje; nos ha impresionado la ciudad, sus gentes, el ritmo de trabajo y progreso extraordinario que están imprimiendo al pais! que contarte con Argentina mas brutal!. Debo comentar como punto especialísimo el referente la las razas que se advierten y como de esa mezcla surge la extraordinaria clase mulata ¡que mujeres! llegue a tener «tortículis» y si bien debió ser a dormir con mala posición debió colaborar de continuo movimiento de mi cabeza al ver tanta belleza por las calles; explosión de vida y riqueza, que como consecuencia tiene, el gran contraste de la opulencia y la miseria, pero esta última también se vé. Como conclusión, puedo decir, que es un país que a la vuelta de unos años por el impulso que estan tomando, será cuestión de verlo. Gracias mil veces gracias por las dedicaciones que nos patentizó la familia Jordan. Mi cariñosos abrazo para los Jefes, Alfonso, Nélida, Gaby y Enrique. Desde Barcelina escribiré al negocio Hasta pronto
Filio
Bueno ya falta poco incorporarnos al frío y la austeridad española, creo que en Barajas tendré estafeta para enviarte ésta enseguida, pués me esperan hasta encarrilar la cosa! unos días en los que no tendré tiempo para nada y así por lo menos reciben enseguida noticias nuestras. La película no estaba mal, de policias en Londres, se vé toda la ciudad muy linda. Bueno hasta la próxima, que será son las novedades de Barcelona.
Un abrazo para todos
Chiquito
PD: Acaba de comunicar que dentro de una hora llegamos a Madrid, y que hay en barajas 5 grados bajo cero ¡Horrible!
Todas las azafatas llevan Rolex, incluso una combinado con oro qué me dices?


Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp