De Eddie a querida María Pía Bahía Blanca, 23 de junio de 1977

Bahía Blanca, Junio 23 1977 Querida María Pía:
Cuando te toca el turno a vos, ya mis facultades literarias se encuentran un tanto disminuidas, pero de todas maneras, haré un esfuerzo más. 
No te preocupes por el boletín. No es el problema más grave que tiene el educarse. Un día de estos, vas al colegio, y te encontrás con que no tenés profesores. No pienses que 1,50 es mal promedio; yo en 1964, en la misma materia, obtuve un meritorio 0,50. Consolate acordándote que Arquímedes descubrió algunos principios que fundamentan esa ciencia en la comodidad de su bañera, jugando con el pato de goma, el pelotudo grandote, así que qué no haremos nosotros en el campo de la física, con las que Ferrum fabrica actualmente? 
Ryan O’Neal, y el escritor Eugene O’Neill, tienen en común el origen irlandés de sus respectivos apellidos, y sospecho que como buenos irlandeses, también están unidos por su afición al trago; en el caso del actor, esta confirmado esto último. Se especializa en recorrer tabernas con su hija Tatum, que interpretó un papel de estafadorcita en “Luna de Papel”, y pese a su corta edad (12), su promisorio futuro como actriz y como alcoholista, está asegurado por la crítica. 
La dulce niña acompaña a su padre en las correrías nocturnas, según cuentan los chismosos de Hollywood, y ya se ha hecho acreedora de un principio de cirrosis hepática. ¿Decías de Ryan, Pía? 
Me dejo pensando la nenita de las oraciones: ¿la profesora de Psicología les contó la anécdota usando las palabras que usás vos? ¡Qué moderna la profe, decir “mierda” en clase, que “kitsch”! 
Otra pregunta: tu mamá se enojó con Inés por lo que le dijo, o porque había “tribuna”? Que yo sepa, desde que Inés tuvo dominio del idioma, siempre se dirigió a los miembros más allegados de su familia con tales calificativos, costumbre que, por otra parte, siempre se ha observado en la residencia Chiesino. ¿O por qué creés que no les dan el teléfono a Uds.? Nos contás en tu carta que “en la escuela, cuando la maestra la reta, le contesta igual”. Me imagino igual a qué le debe contestar. En vez de frotarle un ají en la boca, como hacían antes, llamen a Solano, si es que aún vive. El viejo que destapaba cloacas. Aquel tano que contaba que las minas lo fundieron, sin aclarar si era física o económicamente. En cuanto a esto último, se resarcía bastante bien con la abonada Angélica, a la que mensualmente trabajaba de escobillo en el fondo del w.c., y a hacer el recibo nomás. ¡Qué chanta! 
En cuanto a Pico, te aconsejo que trates de que se mantenga en sus rebusques musicales y que no te salga con otro tipo de rebusques. Así podrás conmemorar muchos meses más. ¡Que haya suerte! 
Chau, Pía, tengo que cenar. Otro día la sigo. Saludos a todos (a Pico también).
Eddie P.D: Ese chiste del gato…qué antigüedad, por Dios! 
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp