De Franca y familia a Querida Raquelita y familia, 28 de febrero de 1988

Escribí esta carta en la oficina y me olvide de mandarla. El contenido todavia es actual.

28 de Febrero, 1988

Querida Raquelita y familia:

Estoy en la oficina sin mucho trabajo y quiero aprovechar la oportunidad para escribirte unas breves lineas y mantener la comunicacion abierta. Hace unos diez dias mas o menos que hable con mama y papa los cuales me comunicaron que ya habias vuelto a Buenos Aires unos dias antes. Hable con madrina tambien quien tambien se estaba preparando para volver. A traves de la conversation pude concluir que estaban discretamente, lo cual considerando las edades hay que agradecer a Dios y estar plenamente satisfechos.

Como se la pasaron Uds.? Encontraron el descanso y la diversion que buscaban? Los muchachos se divirtieron? Como los esta tratando el verano? La temperatura en Buenos Aires esta sofocante como siempre? Vos, Raquel, como te sentis de salud y animicamente? Como esta Raquelita con sus problemitas? Domenico como siempre me lo imagino trabajando duro.

Por aca todo sigue su ritmo, fui trasferida a otro departamento dentro de la misma compania, me gusta el ambiente y las personas que me rodean pero no es el ideal, mientras tanto me matiene ocupada y el sueldito no cae mal.

Ernesto continua con su trabajo, nos compramos un coche nuevo y este es oficialmente mio. Despues de tantos anos de America creo me lo merezco. Los chicos estan bien, mejor dicho Danny y Adrian estan bien pero Steven tuvo la gripe hace una semana, durante el fin de semana volvio para llevarse la guitarra electrica y el amplificador que no se pudo llevar cuando se fue. Cuando me lo vi aparecer me asusto, no solo mas flaco de lo que ya estaba sino tambien con unas ojeras impresionantes con los ojos hundidos y apagados. Espero se reponga, me dejo con el corazon hecho un trapito.

Fuimos a Reno con otros dos matrimonios, tuvimos un lindo fin de semana y fuimos a ver un show de comediante que nos hizo descostillar de la risa.

Con Ernesto hemos empezado a hacer caminatas de dos tres kilometros todas las noches despues de comer, la verdad que si fuera por mi no lo haria pero pienso que le beneficia a Ernesto que necesita alguna forma de gimnasia con urgencia.

Ya me extendi bastante y la verdad que en el ambiente de la oficina no me puedo inspirar mas. Esperando la presente los halle a todos en optimo estado, gozando lo que les queda del verano. Para Uds. todo el mas sentido y profundo afecto de quien los tiene muy cerca del corazon y esperando vuestra respuesta (cuando puedan)

Con carino, vuestra
Franca y familia

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp