De Francisco a colega Beba – Pelotas, 9 de agosto de 1957

Pelotas, Agosto, 9, 1957.
Colega Beba:
con mis buenos deseos por tu salud y felicidad (perdona que te tutee;me parece mejor así. Harás lo mismo si me escribes, lo que me daria satisfacción), con los de casa, hago votos por el continuo êxito de sus trabajos en la asistencia psicologica y social, labor que és, como te dije, eminentemente pionero.
Hoy, quando yo venia del Instituto de Psicologia, pensé que puedes ir colectando datos y anotando los factos mas interesantes para un futuro trabajo escrito de divulgación, incluyendo tus primeras impresiones de desánimo y el posterior entusiasmo, más las sugerencias sobre lo que te parece necesário modificar para mejorar aún más esa labor admirable, necesária, humana, progresiva, inteligente, en pro de la más ámplia expansión de los dotes personales que por el inadecuado ajuste personal al medio, u otros problemas de raices psico-somáticas, quedan restringidos e ineficaces. El proprio Ministerio de Educación debiera de interesarse por un trabajo de esa importancia, que lo es tanto mas grande cuanto más en el comienzo se encuentra ese trabajo.
Tengo certeza que no te faltan cualidades para escribir ese librito que, una vez impreso, es un título más que adquieres para tí.
Beba: voy a lo prometido – el estudio grafológico del marterial que me diste. Por él, veo que tienes habilidad psicológica y muy buena comprensión para eso, lo que vá asociado -eso pasa a todos los que poseen ese don- a una lucha entre impulsividades y la voluntad. Tambien posees prudencia, precaución, visión-de-conjunto, si bien la iniciativa te haga desear un cierto riesgo. El autor Marquezan adopta la expresión: «iniciativa innovadora», lo que significa ambición asociada a la esperanza, y eso para rasgos que te pertenecen con otros como auto-confianza -si bien sientas de momento cierta depresión- feminilidad, sentido de color. Socialmente cultivas la consideración y la comunicabilidad creciente, la naturalidad, la espontaneidad a que se junta la vivacidad y la adaptabilidad.
Te pregunto: yá leiste «Los niños difíciles», de Zulliger? En nuestras reuniones semanales, yo traduzco y comentamos siempre uno de los casos presentados por ese soberbio autor.
Bueno; si te sobra algun tiempo, amiga Beba, me cuentarás las novedades y se te gustó la analisis grafologica. De acuerdo?
Tu amigo
Francisco

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp