De Harry para querida madre, Dunkerque. Segunda guerra mundial

Mi querida madre, por fin puedo escribirte algunas líneas dentro de todo el ajetreo y bullicio de esta vida. Me ha alegrado mucho recibir tu carta y saber que estáis bien. La enviaste el día 12 y no la recibí hasta ayer, para que te hagas una idea del tiempo que ha tardado en llegarme hasta mí. La razón es que no permanecemos muchos días en un mismo lugar, pero me ha puesto muy feliz recibir tu carta, puesto que no nos llegan muchas noticias hasta aquí. Qué curioso… no es muy divertido estar en la guerra y no saber qué está pasando. Por favor, no te preocupes por mí. Lo superaré todo bien.

Por favor, no te preocupes por mí, lo superaré bien.

¿Entonces Stan piensa unirse? Yo no me molestaría si fuera él. Debería esperar hasta que le llamen. De todos modos, puedes decirle que se unirá cualquier cosa menos a Infantería.

¿Qué pensaste de que los Jerry llegaran a Francia? Creo que pronto estarán huyendo de allí y, cuando eso suceda, nada les impedirá regresar a Alemania rápidamente. El número de Hitler está ya reservado y creo que el día que atrapen deberían asarlo vivo.

Lamento decir que Bob Bishop ha sido asesinado.

Bueno, mamá, papá y niños, creo que debo dejar de escribir una vez más. Espero que todos sigáis bien y que podáis salir adelante cuando todo esto termine. Espero que podamos volver a descansar. Que vuelva la paz y la tranquilidad de nuevo.

No te preocupes si, a veces, tienes que esperar mucho tiempo para recibir una carta mía, ya que muchas veces no podemos escribir durante días. También hay demoras para dejar el correo, así que, hasta la próxima, Cheerio. Mucho amor a todos, Harry.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp