De Javier y [?] a querida Diana – Getafe, 10 de enero de 1997

Getafe 10-1-97

Querida Diana:

Recibí tu carta en marzo y tus felicitaciones de Navidad. La verdad es que me da vergüenza por tardar tanto en contestarte, pero soy bastante vaga para escribir, a parte de haber perdido la costumbre de hacerlo. Me sorprendo de la facilidad que tenéis vosotros para hacerlo y reconozco que es algo bonito. 
Bueno Diana, ya veo por lo que me cuentas que tú también lo has pasado bastante mal, lo importante es eso, que sepamos reaccionar y podamos ver las cosas como son para poder continuar para adelante. 
Yo creo que desde agosto estoy mejor, pasé muchos meses horribles antes del verano, pero pasé 15 dias en Venialbo con mis padres y me sentaron bastante bien.
A partir de esos dias creo que empecé a reaccionar de otra manera, al menos me podía permitir el lujo de sonreir, y empezar a conectar un poco más con el resto del mundo pues me había quedado encerrada en una bola de la que no quería salir. Ahora, al menos, ya parece que me planteo cosas un poco a más largo plazo. 
Yo también estoy necesitando ayuda psicológica y también me están [?] las sesiones. 
Javier está hecho un hombre, en estas vacaciones de Navidad ha crecido; hasta ahora está teniendo un comportamiento responsable y maduro está estudiando 3º curso de educación secundaria obligatoria. 
Mis padres y hermanos se encuentran bien; mi padre tiene unas ganas locas de hacer un viaje a Buenos Aires, no sé cuando lo podrá hacer, yo le comentaba que le acompañaba, pero no nos ponemos de acuerdo en el mes, a él le va bien un mes y a mi otro, así que no sé si llegaremos a ir en alguna ocación. 
Os mando unas fotografías del mes de agosto de Galicia y Venialbo con parte de la familia. 
Yo continuo trabajando en el hospital, creo que es una de las cosas más importantes (a parte de Javier) de mantenerme a flote y donde me desconecto un «poco». Sigo teniendo mis sentimientos un poco encontrados, pero ya no me hacen daño. 
Espero que en este año 1.997 sepa aceptar y superar este trago tan horrible aunque no por ello siga pensando que todo es un sueño a pesar de que te vas despertando poco a poco y te tengas que ir planteando que tienes que ir haciendo con tu vida. 
Bueno Diana, creo que me he extendido demasiado con mi tema. 
Dale muchos besos a tu mama, a Nina y Julián y recibe un fuerte abrazo de


Javier y [?]

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp