Viernes 21,30 hs

Hola…
Bueno; la fabulosamente larga semana ha terminado; no me refiero a la semana rutinaria de trabajo y almanaque, pienso en la otra semana la de esperar, la de la carta. Hoy a mediodía, cuando salía para el empleo me avisaron por teléfono que había llegado tu carta pero no me quedaba tiempo para ir a retirarla; asi que recién al salir del trabajo fuí a buscarla; las seis horas del empleo se manifestaron en una sucesión de imágenes, de gestos, actitudes color melenita, color madrugada; en fin, color ternura.-
Mientras escribo esto, tu foto me está mirando y preside el ambiente y la situación precisa.-
Me pedís que no te idealice; no se trata de idealizar, sino de sentirte así, sencillamente vigente; no; no te idealizo; te siento, que es más fiel y más humano.-
Mi soledad de bolsillo se marchó algo enojada para dejarle lugar a una foto; a una mirada.-
Espero te hayan gustado los temas del disco de T. GOMEZ, en especial «MUCHACHA».
Bueno, te podría decir tantas cosas… pero fundamentalmente las palabras repetidas; las que más pensamos, las que presiden los momentos de cada día; «te extraño»; «distancia», «sábado y domingo sin vos»; contarte cuando ausente, estás un poco en cada que de alguna manera me hacen acordarte; no pensar en la Beatriz rodeada de severos tomos, sino en la Beatriz que sabemos y sentimos, la Beatriz de la mirada dulcemente agresiva; la eterna Beatriz del poncho y la melena.-
Las otras cosas que te podría contar; sucesos, momentos determinados, algún poema que me gusta, la letra de un tango; en fin, tantas cosas, todo eso, tal vez lo callaria si pudiera compartir algunas horas de silencio junto a vos.-
Lentamente va cicatrizando la herida del cigarrillo de mi mano derecha, de alguna manera ese es también un recuerdo constante.-
La Plata sigue siendo una ciudad dolorosamente distante.-
Repito que es maravilloso escribirte, llenar momentos diciéndote cosas, tratar de que las palabras no desvirtúen los sentimientos y que la mano que escribe sea fiel al recuerdo (porque la mano que escribe también acarició tu pelo); pero llega el momento en que hace falta la presencia y como vos decís «no se si reir o gritar» y entonces mucho leer y releer otra vez tu carta, maravillosamente tibia, maravillosamente necesaria.-
Evidentemente ha sido una semana dura para pelear; haciendo cálculos de lo que puede tardar un expreso, hasta que la carta llega y nos volvemos íntimos, caminando por la calle la carta y yo.-
Pablo Neruda dice: «EN EL FONDO DEL PECHO ESTAMOS JUNTOS».-
El 7 y 8 de Mayo no tenemos función, si no surgen problemas en mi próxima carta aviso con seguridad si voy o no.-
Perdoname el papel desusado que utilizo para escribirte; ocurre que no estoy acostumbrado a escribir manuscrito y por eso soy algo torpe.- Me paso todo el día escribiendo a máquina por el trabajo o por asuntos del teatro; maravillosa hora en que por fin puedo escribir una carta sin fórmulas; por eso quiero que sepas que ésta es una carta fiel.-
¡Por favor! cuidado con las paredes y las puertas; te quiero con la melenita corta, la mirada agresiva pero también «completa»; (yo también me mandé mis macanas, ya te contaré).-
Además Graciela no es deslenguada, yo, del alguna manera trataba de que ella hablara de vos… lo necesitaba.-
«TANTO SOÑÉ CONTIGO,
CAMINÉ TANTO, HABLÉ TANTO, TANTO AMÉ TU SOMBRA…»
ROBERT DESMOS.
«… ME ESCUCHAS
EN EL CUADRADO DE TU PIEZA?»
GREGORIO KOHON.
SUAVE COMO LA TERNURA
VIGENTE COMO EL VERANO
TAN DE PIEL Y TAN DE CANTO
AGUA JOVEN,
FUNDADORA DE LOS MOMENTOS PRECISOS
ASI TE RECUERDO
Mañana es sábado y en la solapa de cada sábado viene siempre un domingo; acordate un poco de mi esos dos días; a mi me falta memoria para tanto recuerdo.-
Chau tesoro, hasta la próxima carta tibia, maravillosamente necesaria.-
Juan Carlos
Tu foto preside en lugar de los libros, los papeles, los discos, el personal lugar donde te pienso: melenita, pantalones, poncho y la piel tan suave y tibia.-
Chau dos veces.-

(SABADO 11HS.- MINUTOS ANTES DE HECHAR ESTA CARTA AL CORREO)
SI ES NECESARIO CONTESTAME POR CÁPSULA -O COHETE- PERO CONTESTAME RÁPIDO- (La ansiedad es torpe, casi infantil, pero contestame… como los gorriones)
«EN HORAS DE OFICINA
BAJARÁ MI POEMA…»
TE EXTRAÑO X 100.000.000 = (ésta maravillosa aritmétrica intima)