Querida Maricarmen:
espero que te apioles de q´te escribo en el sobre porque sinó mi sacrificio va a ser al pedo. Quiero contarte q´después de un plomizo viaje llegué por fin a mi ciudad-cautiverio. No te voy a decir que estoy terriblemente angustiada y qué se yo, porque es mentira. Estoy muy tranquila; como si todavía no me diera cuenta de que voy a vivir siempre acá. En cuanto llegué, subí a mi pieza. Había un despelote bárbaro, y empecé a revolver cajones. De pronto encontré a Juan Salvador Gaviota y me sentí la persona más felíz del mundo. Además Jancsé encontró una paloma en el jardín, que no podía volar porque tiene las alas rotas y me la regaló. Se llama PENÉLOPE SPUTNIK (la bauticé yo). Espero que se quede siempre conmigo. Creo que la semana que viene la voy a pasar allá. Es casi seguro. La poesía la hice yo un día cuando pensaba en mi muerte. Ahora te dejo porque sí y porque ya empiezo a extrañarte.
Magi.
P.D: la tarde que pasé en tu casa, el día que me vine fue una tarde maravillosa.
P.D: KISSES TO YOUR MAMI, YOUR PAPI, ROBERTITO, BIMBO, MICHA AND… MARI.

Un día, no falta mucho,
ya no oirás mi voz;
no verás mis ojos sonreir
y sentirás que estoy lejos.

Mi mano será será fría, inasible,
creerás que solo me envuelven sombras.
Creerás que hablas con nadie
mas yo oiré todas tus palabras.

Tus ojos buscarán lo transparente,
lo que no se ve.
Será la tuya una búsqueda desesperante.
Pero en el fondo, nunca te dejaré.

Mi voz será el canto de la lluvia
sobre las ventanas de tu cuarto.
Te regalaré la tarde tibia,
me regalarás tu llanto.

Te necesitaré, me necesitarás. Llámame.
La razón huirá de tus pensamientos,
mas yo pondré mi mano sobre tu frente
y estarás conmigo en lo infinito.

Magi.
21/1/75

Querida Mari:
ya es miércoles. Te escribo desde mi más profunda depresión. Esto es una «petit demond cave» (pequeña cueva del demonio); hay un despelote bárbaro en toda la casa, mamá está nerviosa y se las agarra conmigo. En resume: NO AGUANTO MÁS!!
Por supuesto, por ahora no me voy a suicidar, voy a esperar que pase mi cumpleaños.
Ayer fui a la playa. El mar estaba divino. Hacía un calor bárbaro- No corría una gota de viento. Estaba indispuesta.
Como verás la fortuna me sonríe: FORTUNA
Hay sólo una cosa que me alegra y es que las voy a ver dentro de tres días. Lo que pasa es que como a fin de mes vamos a entregar la casa, supongo que va a ser mi última visita en mucho tiempo. Pero ano le cuentes a nadie estas «gratas» noticias. Quiero que en el grupo piensen que estoy bien para poder decirles siempre «hasta pronto» con una smile.

A: Maricarmen
L.G.S. Martín 481
Ciudadela
BsAs
Rte: Magi – Jara 4.001 – Mar del Plata – Bs. As.
Para abrir este sobre no cortes nada, despegá las aletas.
«No creas lo que tus ojos te dicen sólo muestran limitaciones.
Mira lo que ya sabes, y hallarás la manera de volar.»
Juan Salvador Gaviota