De María Guadalupe Cuenca – 1 de mayo de 1811

Buenos Aires, mayo 1º de 1811.

Mi amado dueño mío, me alegraré que ésta te halle con perfecta salud como mi amor lo desea, y te proporcione esa Corte diversiones, para distraerte del trabajo y fatigas que te acarreará tu comisión, y la memoria de lo que han hecho y hacen nuestros contrarios; tu madre, yo, tu hijo, hermanas, y demás familia quedamos buenas, a Dios gracias. Hace tres días que estuvo a darme un aviso tu camarada, aquél que te daba muchos abrazos siempre que venía a visitarte; y me dijo que está Medrano como comisionado para indagar lo que se ha hablado desde el 5 de diciembre hasta el día que dieron la comisión; ha preguntado a los que llama que si te oyeron hablar contra los individuos de la Junta y si eras contrario de ellos y del gobierno. ¿Has visto Moreno hasta dónde llega el rencor de estos malvados? El sujeto que te digo me dijo que ya que no pueden hacerte ningún daño en tu persona, lo harán con los bienes; pero no sacarán nada, en el día el que es tu amigo es reo y perseguido como tal sin más delito que ser tu amigo; ha habido partidario de Saavedra que ha dicho delante de tu tío don Martín que tu partido se ha de cortar de raíz: Bustamante ha hecho renuncia y se va mañana; ahora dos días estuvo a despedirse y me encargó que te pusiera memorias de su parte, yo le alabo el gusto de irse antes que lo echen, porque a éstos no les gustan hombres como Bustamante; Gurruchaga también ha renunciado y le han admitido la renuncia, Ocampo ha renunciado y vuelve a ser comandante de Arribeños, de Fiscal interino está Elías y van a hacer oposiciones para que ocurra el que se crea acreedor al empleo; a Bustos le han dicho que escoja la Estrella o los Montañeses; a Moldes, después de haberlo nombrado de intendente de Cochabamba, echaron en nombre del pueblo que no pudieran gobernar fuera de sus tierras, y a Moldes lo han atajado diciendo que es necesario en Buenos Aires y no le han dado el pasaporte que él pedía para irse a su casa. Fr. Cayetano anda en vísperas de caer, me parece que le quieren quitar el Provincialato y Dios quiera que no sea más; la obra de febrero me mandó cobrar Pico diciendo que es suya, yo le contesté diciendo que no tenía orden para dar a nadie nada y jamás te oí que tuvieras obras ajenas y que te escribiría para con tu orden darle la obra; si es suya no ha resollado nada, en otra te puse lo mismo pero por si acaso te vuelvo a escribir lo mismo, ya me pagó Giménez; a Corrientes y San Nicolás lo han tomado los de Montevideo, ya vienen los diputados, Salinas es diputado de Chuquisaca; Castelli llevó a Lemoine de Intendente para Cochabamba y los cochabambinos no han querido, en otra ocasión te escribiré algo más largo porque ahora ha de entrar Da. Bartola a visitar a Micaela, porque vive en el barrio de casa y me veo precisada de dejar, no te enojes de tanto borrón ni te olvides de tu Mariquita; dedícale siquiera una hora al día para acordarte de ella y para corresponder las lágrimas y desvelos que tiene por vos; recibe memorias de tu madre, tu hijo y hermanas, a Dios mi amado Moreno de mi alma, tu mujer que te ama más que a sí misma y verte desea Maria Guadulupe Moreno.

P. D. La carta que te escribió Balbastro me la leyó y te dice que nuestro Marianito se pasea con Larrea, es falso, tal vez lo verían con el hijo de Cornet, porque mi hijo no ha salido a ninguna parte sino conmigo o tu madre y para que no pienses otra cosa te doy esta satisfacción como debo dártela. El clérigo paceño está preso por haber dicho que un papel que hizo Funes fue copiado puro y verdadero de un autor francés, el principal motivo ha sido éste y ser tu partidario con otros pretextos que ellos alegan. Te prevengo que no mandes cartas sino bajo mi cubierta o de algún inglés conocido tuyo para que las entreguen en sus manos y no las pillen estos indignos porque si hoy están libres, mañana están presos. Larrea, ya te he dicho, que está desterrado en San Juan. Adiós, mi querido Moreno, memorias a Manuel de parte de todos.

Publicado en Williams Álzaga, Enrique, Cartas que nunca llegaron, Buenos Aires, editorial Emecé, 1967 

Nota: La primera carta, correspondiente al 14 de marzo de 1811, fue transcripta respetando la escritura original de María Guadalupe Moreno. Para facilitar su lectura, las demás cartas fueron editadas por Enrique Williams Álzaga.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp