De Nell a queridas señoras y Madrina [Memphis, TN., febrero de 1995]

Queridas Señora y Madrina


Aunque la pena de su tristeza tiene que ser grande, Dios les dará consuelo.
Mando cariño de toda corazon para acompañarlas a Uds y a sus familiares


Nell Lara

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp