De Raquel a Querido Dome, 16 de enero de 1961

Balneario Reta 16/1/61

Querido Dome:

Ante todo voy a decirte que a pesar de haber tenido un viaje de 14 horas llegamos bien, aunque cansadas y llenas de tierra. Mi estado de ánimo en el transcurso del mismo puede imaginarte que no era alegre porque a medida que avanzaba el coche era más la distancia que nos separaba. 

Como ya te había dicho, quisiera que supieras todo lo que yo hago aquí, para poder compartirlo aunque sea espiritualmente. 

El lugar en que estamos me encanta por ser tan tranquilo y tan distintos al ambiente en que vivo el año entero, tiene una playa hermosa, a la que fuí hasta ahora solamente 2 veces.

A pesar de ser tan grande la distancia que nos separa al menos de mi parte estoy unida a ti aunque sea con el sentimiento en todo momento, y a medida que pasan las horas siento cada vez más la necesidad de verte. 

Estamos viviendo en una colonia en la que comemos y dormimos y de que vez en cuando hay veladas en las que no pueden faltar las voces nuestras (fué un chiste). Pero sabes muy bien que aunque haga lo que haga no te alejo jamás de mi mente en la que repiten constantemente todo lo que me dijiste en la despedida y en todos los momentos de nuestro idilio desde aquella primera noche que con tanto amor recuerdo.

Esta separación nuestra será como una prueba de nuestro amor, que espero que de tu parte sea igual que de la mía.

No esperes mucha correspondencia dado que en este pueblo no hay correo y hay muchas dificultades. 

Si quieres escribirme puedes hacerlo, poniendo en el sobre este domicilio (hazlo pronto porque espero noticias tuyas). 

Raquel De Franscici

casilla de Correo %0 – Colonia

balneario Reta – Copetones

F.C.N g Roca

Me despido con un beso en la mejilla, hasta cuando Dios lo disponga, tuya. 

Raquel. 

P.D: Rezá para que me vaya bien en lo que tú ya sabes. 


Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp