De Roberto Arlt a su hija Mirta – [1941]

[1941]

Querida Mirtita:


Recibí tu carta. No es para tanto un aplazo. Partí del principio que nosotros los Arlt nunca hemos sido fuertes en gramática y ortografía. Yo todavía no sé a ciencia cierta qué diferencia existe entre un verbo y un adverbio. 
En cuanto a ortografía no necesito darte referencias. En cuanto al viejo de mierda ese, paciencia. Volvé a dar el examen y tomá ese asunto con la tranquilidad que hay que darle a todos los asuntos debajo del sol. Si vos situás en otro planeta a una muchacha que aplazan en ortografía y gramática te darás cuenta que eso no tiene importancia. Estudiá otra vez y listo. 
No te he escrito con la frecuencia que quisiera y tampoco he ido por allá, porque constantemente estoy ocupado con este asunto de las medias, ya que queremos salir comercialmente con los primeros fríos. Y vamos a salir. 
Fijate vos que estaba invitado para pasar semana santa en el Tigre, no he podido por los trabajos. Te mando aquí un pedazo arrancado de una media tratada con mi procedimiento. Te darás cuenta que sacándole el brillo a la goma (me van a entregar ahora una goma sin brillo ni tacto como el que tiene ésta) el asunto es perfecto Tendrán que usar mis medias en invierno. No hay disyuntiva. 
Describirte las pruebas y trabajos que he efectuado hasta la fecha es escribir una novela. Con decirte que mediante pruebas y trabajos sucesivos he conseguido reemplazar una pierna de aluminio que costaba 100 $ por una pierna de madera revestida de plomo cromado que cuesta 15 $. Es fantástico. He tenido que invertirlo todo, y sin trabajo y hacer pruebas no era posible. 
Escribime diciéndome que impresión te produce este pedazo que te he enviado. Se puede lavar con agua caliente. No calentará la pierna en invierno porque su temperatura interna se contrabalanceará con la temperatura externa. Bueno, como vez, no pierdo tiempo. Esta media durará por lo menos un año. Su transparencia es notable. Ponele un papel impreso atrás y podés leerlo. 
Querida Mirtita, tené la seguridad que esto pronto estará en marcha comercial. Yo no pierdo un sólo día. Todos los días trabajo en esto, para ponerlo a punto industrialmente ya faltan muy pocos detalles, pero detalles que hay que ultimar. Dale saludos a mamá y recibí un abrazo de tu papá que te quiere y recuerda siempre. Trabajá en el inglés con el mismo ánimo que yo trabajo en las medias. Chau linda.


Roberto

Publicado en Alejandra Zina y Guillermo Korn (comp.), En primera persona. Correspondencia argentina en dos siglos,Buenos Aires, Ediciones Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos, 2003.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp