De Rosetta a sus queridísmos padres – [Marzo 1986]

Mis queridísimos padres!

49 años, que vieja me hace sentir y que feliz al mismo tiempo de saber que a pesar de los muchos altibajos (o tal vez debido a ellos) siguen juntos y quizas mas unidos de lo que fueron en la “juventud”. Usándolos como ejemplo, reflexiono que si cada matrimonio puede superar las crisis mayores y aun permanecer juntos, el resto se hace más viable y facil, mas si en el medio de esas crisis uno de los dos casi inadvertidamente se desliza por la tangente, adiós círculo.. y entonces se pasa de la sarten a la brasa. Los felicito por vuestra permanencia que ahora paga los frutos. Me alegro que hayan extendido vuestra estadia en Mar del Plata ya que me encanta esa ciudad con todo tan cerca y “caminable”. Y de ahora en adelante cuales son vuestros planes?… Como va el diálogo con Franca. Yo le escribí una tarjeta por su cumpleaños reiterándole mi afecto. Cualquiera sea la reacción de quien recibe mis declaraciones de lealtad y solicitud de perdon, para mi es vital expresarlo y no he de cejar hasta tanto ese mensaje de paz y reconexión sea aceptado por lo que es un acto de completa humildad y el hacerme totalmente vulnerable sin justificaciones y defensas. Así, poniendo la otra mejilla, vi milagrosas transformaciones en ustedes, Rita y otros seres y asi continuaré. Rogando con el corazon palpitante a fin de que el milagro de la reunión familiar se haga factible en vuestro 50º 

Toda toda vuestra 


Rosetta

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp