De su buen amigo al Sr. Don Cándido Rodríguez – La Coruña, 8 de noviembre de 1971

Sr. Dn. Cándido Rodriguez
Buenos Aires.
8 de Noviembre de 1.971
Querido amigo: Recibí a su debido tiempo tús amables cartas del 10 de Agosto y 5 del pasado mes de Octubre, la primera entregada en mano por Dn. José Botana a quien senti no poder atender como quisiera y tomar una copa juntos, debido a que precisamente ese mismo día y hora, tenía en cada y me estaban esperando unos grandes amigos de amigos de Zaragoza, el Magistrado Juez y la señora con sus 7 hijos, por ello deseo cuando lo veas, que por éste motivo me fué imposible obsequiarlo como quería, máxime viniendo de tú parte.
Efectivamente como verás por la adjunta Circular-Saluda inauguré el Servicio Oficial SEAT, hace un par de meses, agradeciéndote muchísimo, tús buenos deseos en ésta nueva Empresa, que si se vislumbra con porvenir, mientras la encauzo, desde las 8 y 1/2 de la mañana hasta las 2 estoy allá, vengo y hasta las 4 menos 1/4, atiendo la Alcaldía, y en 1/4 de hora, como y vuelvo de nuevo para allá, hasta las 8 que atiendo la Sindical, y mis asuntos de Apeas, hasta las 10 y 1/2 de la noche que regreso para Santiago, para apenas poder leer un periódico y cenar, como te percatarás, es un trabajo agotador, pero por el momento si bien me hizo perder 4 kilos de gordura, me sienta muy bien, y de salud y agilidad me encuentro mucho mejor, y se acomoda a mi temperamento dinámico, pues en éste período de tiempo, ya se han atendido quinientos y pico de coches.
Agradecí muchísimo tú regalo, más que por su valor material, por ser exponente de una leal y vieja amistad, que conservo como muy grato recuerdo, por ser moneda poco corriente, el rendir culto a la misma, la sociedad actual se ha convertido en ferviente adoradora del becerro de oro, pisoteando todo los valores espirituales, y enfangándose en el materialismo.
Yo tambien os deseo a toda esa apreciada familia, disfruteis de buena salud, cimentación indispensable para el bienestar, y que todas tús cosas te marchen muy bien, como te mereces.
Te agradecí muchísimo tú felicitación por mi pasado Santo por lo que de afectivo y recuerdo representa, como siempre lo hice en familia con la suerte de estar reunidos los 14 hijos, toda la familia de mi hermano, y los Sres. de Rivero de Aguilar e hijos, que para mí dada la fraternal amistad que me une, son como familia.
Por ahora el Servicio Oficiaol marcha de forma normal, y aun que por el momento, es decir en estos dos primeros meses, no se cubren gastos en mis previsiones calculadas, preveía mayor cantidad de la que tuve que aportar, para hacer frente a los mismos; preveo un buen porvenir, que se iniciará a partir del medio año de funcionamiento, pues quise que se acoplase el personal, y por ello no hice ninguna propaganda, ni en Prensa ni en la Radio, hasta tal punto, que Santiago de dónde espero me proporcione el 50, por ciento del trabajo, yo por pura casualidad y por más de UN MILLON de pesetas, con personal jóven, ya que el mayor de los productores es de 27 años, al que voy formando, con cursos en la Seat de Coruña, y ahora en Madrid, y en la parte eléctrica a FEMSA, que es de la que se vá dotada estos coches, y con ello espero alcanzar la necesaria fama de seriedad que ya reina desde el principio, y competencia que de forma paulatina tenemos que ir dando a conocer, por especial empeño tenga de prodigar la atención a la clientela, por lo que se vá consiguiendo la asiduidad de los clientes, que me hace ver con optimismo el porvenir del Taller, que como comprobarás por el Saluda, abarcamos toda la gama del auto móvil.
Celebro que hubiese marchado tú amigo, muy bien impresionado de nuestra tierra, en párrafo. anterior te digo lo mucho que me gustó tú regalo y renuevo mi profundo agradecimiento por tú atención, pues aparte su valor material, tiene para mí otro que lo supera, cual es el culto a la amistad, que no hay oro que lo supere.
Siento lo que me dices, que por haber duplicado el coste de los pasajes, represente una barrera económica, que te obliga a alargar más tus vehementes deseos de volver a dar una vuelta por tu patria chica, a la que tan ligado gracias a Dios te sientes, y con añoranzas de estar siempre en ella.
Ya que vivimos de forma gustosa y voluntaria, un tanto prisioneros de la familia, lo lógico tambien es que te atraiga de forma apasionada la tierra que te vió nacer, y que quieres vivir y morir en ella, pero tambien si uno no disfruta como justa compensación de la familia, que con tanto sacrificio hemos creado y a la que dedicamos por entero nuestra vida, y esfuerzos, en esta ya cuesta abajo de la vida ¿que otra compensación podemos encontrar en ella?
Acomodarse al destino de uno, a través de lo que DIOS dispuso, creo es lo prudente e inteligente, no olvides lo que decía un viejo contramaestre, «ir contra la corriente, es mal entendimiento».
Tengo siempre verdadera satisfacción en recibir tus noticias, aunque las exigencias de mis quehaceres, me obliguen a demorar más de lo que quiero en corresponderte, y sé que tus negocios te marchan bien, lo que es mi sincero deseo, al igual que toda tú familia gocen de perfecta salud, enviándote saludos de mi familia para la tuya y para tí un abrazo de tu buen amigo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp