De Thích Quáng Dúc – Saigón, 11 de abril de 1963

Antes de cerrar los ojos y dirigirme hacia la figura de Buda, suplico respetuosamente al presidente Ngô Dình Diom que tenga compasión de los habitantes de la nación y que desarrolle una igualdad religiosa que mantenga la fuerza de la patria para siempre. Llamo a los venerables, reverendos, miembros de la sangha y predicadores budistas para que se organicen y hagan sacrificios con el objetivo de proteger el budismo.

Publicado en Hammer, Ellen, A Death in November, Boston: E. P. Dutton, 1987

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp