Mar del Plata, Enero 17 de 1993 

Mami de mi vida: 

Mientras duermes la siesta yo te escribo. Estoy sentado frente a vos, tengo mucho sueño, pero el deseo de contemplarte es superior. 

Sos una muñequita de verdad y descansas en el sofá que te sirve de marco delicioso y apropiado. 

Intenté luego dormir y para ello coloqué 3 sillas en serie pero he comprobado que boca arriba me es imposible conciliar el sueño. 

Cuando he llegado a dormitar, me despierto sobresaltado.

¿Qué será? ¿Qué no será? Te adoro y eso es todo y no averiguo mas. 

Yo estoy con vos al lado de mi nenita mia y soy completamente feliz

Te adoro para siempre 

Tito