De Tito para Queridisima Bebita, 11 de enero de 1931

11-1-31

Queridísima Bebita:

Recién llego y ya te escribo porque te extraño enormemente y quiero estar en pensamiento a tu querido ladito. He colocado encima de la mesa tus preciosísimos retratos y los miro a cada rato para admirarlos. Te quiero cada vez más. Me tienes realmente loquito de tan metidito. Durante el viaje, iba silbando el fox-trot aquel, que te decía anoche en el club, sería mi caballito para acercarme más a mi Bichi querida cuando estuviese lejitos de ella.

Te juro mi Bichita adorada que no puedo vivir sin vos, sin sentir tus caricitas y las miradas de esos “queridos ojitos verdes” que Dios te dio.

Tan es así, que no puedo esta mucho tiempo separado de mi lindísima mujercita, que ha decidido embarcarme de vuelta, el jueves por la noche para estar otra vez con mi adoradísima esposa, el viernes desde la mañana. ¿Te gusta Bichi?

¡Cómo te extraño mi Bichi querida y preciosa y cómo te quiero!

Yo no sé qué sería de mí si no me quisieras más. ¡Tanto te adoro! Sos la única mujer en el mundo capaz de hacerme feliz, completamente feliz. A vos solamente querré toda mi vida y te juro vidita adorada, que por nada del mundo me separaré de tu lado.

Seré el marido más fiel de la tierra para vos, únicamente para vos, hacés mi dicha y sos toda mi ambición, mi esperanza y mi alegría.

Únicamente a tu lado conozco lo que es la felicidad y solo a tu lado puedo ser dichoso.

Mira, acabo de llegar y le digo a mi mamita: te juro que cada día que pasa, ese día la quiero más a mi Beba. Estoy enamoradísima de esta Chiquita (Textuales y mami me responde: “Es una sirena esa chica, es una monada”.

¿Ves cuánto te quiero mi Bichito querido? Te extraño mucho, mucho, pero mucho.

Quiero verte Bichi. Estoy tan pegado a mi mujercita adorada que no hace una hora que estoy aquí y ya estoy aburrido de Buenos Aires y quiero irme con mi linda y adorada Bichi.

¡Mi chiquita, quiérame muchito siempre y no (¿?) de su marido que la adora tanto. ¿xxxx Bichi? Su xxxx la va a hacer mucho feliz. ¿No es cierto mi muchachita linda? Lloro mi Bichi porque te extraño. Mis ojitos están mojaditos en este momento. ¡Cómo te quiero, cómo te adoro, es fantásticamente todo lo enamorado que estoy de mi tesorito, de mi encanto, de mi preciosura, de mi felicidad, de mi vida.

Te quiero con toda mi alma.

Tito

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp