De Tito para Queridisima e inolvidable Bochita, 16 de febrero de 1933

Febrero 16 de 1933

Queridisima e inolvidable Bochita:

Ya estoy con las míos y apenas acabadito de cenar, te escribo. Hice un viaje bastante bueno a pesar de extrañarte enormemente de la tierra en segundo término. 

Todo el tiempo sin dormir la pasé leyendo, te imaginarás que llegue medio abombado de tanta lectura.

Al llegar a casa les preparare una verdadera sorpresa pues figurate que recién me esperaban para el domingo.

El viaje en automóvil de la estación a casa fue horrible. Me pareció la ciudad mas encajonada que nunca, acostumbrado a la calle amplia y libres de esa Mar del Plata querida porque vos vives en él. 

Te adoro mi almita deliciosa, recien llegado, te juro estoy deseando volver para verte y contarte todo lo que te extraño.

El consuelo es unicamente debido a la circunstancia que imprescindiblemente debía estar aquí para rendir mi examen. 

Tan triste estaba por haberte dejado mi almita preciosa, que accidentalmente me encontré en el tren con la señora de (¿?), y no tuve el deseo ni la voluntad de acercarme y saludarla (Todo esto por supuesto sin haberme enfrentado con ella). 

¡Como envidio a los pasajeros del tren que iban a Mar del Plata! Tentado estuve por pasarme.

Los primeros momentos de mi viaje fueron realmente horribles para mi. Miraba con unas ansias tan grandes las calles de Mar del Plata por las que pasaba el tren, te recordaba con tanta virtuosidad y tristeza al no haber tenido la valentía de quedarme asomado a la plataforma para verte un minuto más.

Pero una cosa es ahora y otra el momento de despedirme de la mujercita que mas adoro en el mundo.

De vez en cuando, yo en viaje reflexionaba sobre lo lindo que es el amor, el amor es audaz, es sincero, es decidido, sin embargo tiene timideces de niño y suelo ser cobarde.

Te adoro para siempre. 

Tito

Me contó Mamita a quien encontró perfectamente bien antes de llegar yo, habló Verón diciendo que iba a venir a cenar con nosotros el Sabado. De modo que aprovecharia para entregarle la carta de tu papá.

Figurate que Cachita nos mandó participación de su casamiento. (¿?) y creo que debe haber mandado a ustedes, aquí en Bs. As. es participación y más si tengo en cuenta que (¿?) va a la fiesta.

Otro chimento: las hermanas de Cachita le amueblaron íntegramente la casa.  

Te adoro, te adoro y te adoro con toda mi alma

Tito

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp