De Tity a Queridísima Bochita, 6 de marzo de 1933

Marzo 6 de 1933

Queridisima Bochita: 

A las ocho y media de la mañana, cuando salía para la Facultad con el chico de tío Escipión, recibí tu carta. ¡Sos malita Colita! me dices malucho porque vos crees que no te cuento todo lo que hago y a este respecto, mi desmemoriada querida, debo decirte que hace bastante tiempo que sabes lo que yo hago todos días con sus respectivas horitas. Te puedes imaginar que en cada carta que te escribo, no voy a repetirte lo mismo con una monotonía desconsoladora y aburrida. 

Mi manocha, ¿estás haciendo pucheritos por el reto? ¡Pobrecita Colita! Pensar que yo la quiero tanto y le doy retitos furibundos!

Yo ahora la acaricio mucho, mucho, le doy muchos besitos y mi Bochita linda se quede contenta. Pero resulta que recuerda que no me mandó ningún besito porque yo ni le envié redondelitos y entonces aqui van unos cuantos 00000000 ¿Te gustan Bochita? y ahora vos me (¿?) mucho y me vas a mandar muchos besitos? 

Manocha querida el consejo tuyo he de seguirlo y estoy seguro, como ves de aprobar la materia. Lo que sucede, y ello es explicable, que todo examen significa mucho y máxime cuando uno rinde la última materia y en la cual, por supuesto, está en juego conseguir el título ansiado. 

Pero descansa mi Bochita querida, sabré estar tranquilo y te daré una buena noticia. 

¿Sabes una cosa querida mía? tu cartita me ha parecido un poco feucha en el sentido de estar (¿?) conmiguito. ¿Se le pasó el ataquecito de enamoramiento? ¿O lo hizo a propósito para que su Cococho le dijera que echa de menos a su cariñito?

Monocha, ¿vistes como yo siempre te digo que te adoro, que te adoro mucho y que sos mi amorcito precioso y Chiquitito como a mi me gusta y que te adoraré toda mi vida?

¿Que vos sos la única mujercita que he querido con toda mi alma? ¿Verdad que sabes bien todas esas cosas? 

A mi me gusta mucho decirte cositas lindas y repetírtelo a cada momento es un encanto para mi. Y para que veas, te adoro Bochita y te juro que es cierto lo que digo. 

Si supieras las ganas inmensas que tengo de verte. Te extraño muchísimo y a pesar del tiempo transcurrido y que ya podría podría haberme acostumbrado a no verte, te extraño lo indecible y cada día más.

Ayer por ejemplo, estuve inesperadamente triste. Te extrañé ferozmente y te quiero tanto mi alma querida. ¡Da gusto quererte así! ¡Estoy de contento al saber y comprobar a cada paso todo lo que te adoro!

Momocha ¿Vos me quieres a mí? ¿Estás contenta, pero muy contenta de quererme?

Decime la verdad Momocha ¿Me quieres mucho?

Recuerda que te adoro y para siempre y no seas malucha con tu maridito chiquito. 

Un beso grande, grande

Tito

Nota: Gladys empieza hoy sus tareas escolares. Ya mamá le ha comprado un delantal y un vasito Te imaginás, ella empieza y yo si Dios quiere termino. ¿Qué adelantado el Chocho no?

Un besito lindo.

Tity

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp