De Trino a sus queridas Marías – San Sebastián, 18 de julio de 1937

57/ Domingo. Mis queridas Marias: Muy contento, de verdad contentisimo, estoy con tu postal de hoy; saber que duermes bien es para mi tambien un descanso. Haces perfectamente en creer que de estar cerca de tí haria todo por lo posible animarte y por todo María. Yo no se ahora que estas lejos siento un vacio enorme. Ya ves que era rarisimo, y tan raro, que no me pusieras cara pero que bueno pues es como si todo me faltara con la gente hablo por hablar pero mis sentimientos me los trago todos, á nadie puedo comunicarselos, de no ser á ti y siento como una angustia y unos de aliviarme contandote mis cositas, tantas cositas de las que estoy lleno que sino fuese por el respiro que supone escribirte estas tarjetas y lo iluso que soy ¿Quien sabe lo que sería de tu hermanillo?
Bien sabia que te llevaba dentro muy dentro, pero ¿Tanto? Anda Maria, no te quejarás, que esto parece carta de enamorado. Recibid mil abrazos de vuestro
Trino
S. Sebastian- 18-7-1937

Doña María. R. Viuda de Azcune
Bartolomé Mitre 1156
Buenos Aires
República Argentina
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp