A veces llegan cartas con sabor amargo, con sabor a lágrimas. 
A veces llegan cartas con olor a espinas que no son románticas. 
Son cartas que te dicen que al estar tan lejos todo es diferente. 
Son cartas que te hablan de que en la distancia el amor se muere. 
A veces llegan cartas que te hieren dentro, dentro de tu alma. 

A veces llegan cartas con sabor a gloria, llenas de esperanza. 
A veces llegan cartas con olor a rosas que sí son fantásticas. 
Son cartas que te dicen que regreses pronto, que desean verte. 
Son cartas que te hablan de que en la distancia el cariño crece. 
A veces llegan cartas que te dan la vida, que te dan la calma. 

Son cartas que te dicen que regreses pronto, que desean verte. 
Son cartas que te hablan de que en la distancia el cariño crece. 
A veces llegan cartas que te dan la vida, que te dan la calma.

Julio Iglesias


Publicado en Un canto a Galicia, 1972

Categorías: Cartas de ficción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *