Nicolás escribe una carta

Nicolás Silverín vivía en una ciudad con tres millones de personas más. En esa misma ciudad habitaban nueve millones de ratas -a tres por persona, como de costumbre- y siete mil quinientos perros. Como era muy incómoda la convivencia con tantos individuos juntos, el alcalde no hacía más que recibir quejas. -¡No Leer más…

Carta de despedida

Madrina: Una tristeza, que no llego a comprender, se alberga en mi corazón, de noche, cuando se encienden las primeras luces de tu cuarto. Desde que nací, vivimos en esta misma casa: tiempo suficiente para saber que el corredor aísla y no une los cuartos. Te encierras con llave, como Leer más…

Carta bajo la cama

Querido Florencio: Estoy pasando unos días en Aldington, en casa de unos amigos. Aldington está situado en un lugar del sur de Inglaterra, bello, anegado y solitario, donde crían ovejas. Desde aquí se ve, en una lejana franja, el mar, que podría ser un río. El paisaje me recuerda un Leer más…

Silvina Ocampo

Nació en Buenos Aires en 1903. Como se ha dicho, su excelsa carrera de escritora estuvo flanqueada -o, según se piense, aprisionada- por la de su hermana, Victoria, y su marido, Adolfo Bioy Casares. Escribió poesía, cuento, novela y teatro. Junto con ABC y Jorge Luis Borges establecieron cierto vínculo profesional Leer más…

Los versos viejos

Carta que nunca llegasque nunca has de llegar,carta que se ama tantopor eso; porque no se leerá. Carta esperada en todatarde, mañana, noche y mediodía,para esperarte vivo.¡Muriéndome de amor te leería! Carta ingenua y dolidade niño apasionado, carta llenade amor y destino.Mano que has de escribirla, ¿por qué esperas? Cada Leer más…

Una carta de Guy de Maupassant

En nuestro oficio, recibimos a menudo cartas y no hay cronista que no haya comunicado al público alguna epístola de estos lectores desconocidos. Veremos un ejemplo. ¡Oh! Estas cartas son de muchos tipos. Unas nos halagan, otras nos lapidan. Tan pronto somos el único gran hombre, el único inteligente, el Leer más…

Suicidas

No pasa un día sin que aparezca en los periódicos la relación de algún suceso como éste: «Anoche, los vecinos de la casa número tal de la calle tal oyeron dos o tres detonaciones y, saliendo a la escalera para saber lo que ocurría, entre todos pudieron comprobar que se Leer más…

Guy de Maupassant

Escritor francés nacido en 1850, en Fécamp –aunque existen controversias respecto a la exactitud de este dato-, fue autor principalmente de cuentos. Su debut literario se produjo con Boule de suif (Bola de sebo, 1880), publicado en el volumen Las veladas de Médan , preparado por Émile Zola. A partir de entonces publicará gran Leer más…

Bienes comunes

Estimada Cristina: Ayer recibí una misiva de tu abogado donde me invitaba a enumerar los bienes comunes, con el fin de comenzar el proceso de disolución de nuestro vínculo matrimonial. A continuación te remito dicha lista, para que puedas solicitar la certificación al Notario y tener listos todos los escritos Leer más…

Un brillante en el empeine

10 de Septiembre Querida señora o señorita de pollera de jean por las rodillas:Hoy, sin querer, la vi cruzando la calle. Hacía como un equilibrio sobre el empedrado que me resultaba muy gracioso. ¿Dónde compró esos zapatos tipo chancleta que tienen un brillante en el empeine? ¿En la zapatería de la Leer más…

A veces llegan cartas

A veces llegan cartas con sabor amargo, con sabor a lágrimas. A veces llegan cartas con olor a espinas que no son románticas. Son cartas que te dicen que al estar tan lejos todo es diferente. Son cartas que te hablan de que en la distancia el amor se muere. A veces llegan cartas Leer más…

El hombre de arena

Nataniel a Lotario Sin duda estarán inquietos porque hace tanto tiempo que no les escribo. Mamá estará enfadada y Clara pensará que vivo en tal torbellino de alegría que he olvidado por completo la dulce imagen angelical tan profundamente grabada en mi corazón y en mi alma. Pero no es Leer más…

Tus cartas son un vino

A mi gran Josefina adoradaTus cartas son un vinoque me trastorna y sonel único alimento para mi corazón. Desde que estoy ausenteno sé sino soñar,igual que el mar tu cuerpo,amargo igual que el mar. Tus cartas apacientometido en un rincóny por redil y hierbales doy mi corazón. Aunque bajo la Leer más…

Carta de Miguel Hernández

El palomar de las cartasabre su imposible vuelodesde las trémulas mesasdonde se apoya el recuerdo,la gravedad de la ausencia,el corazón, el silencio. Oigo un latido de cartasnavegando hacia su centro. Donde voy, con las mujeresy con los hombres me encuentro,malheridos por la ausencia,desgastados por el tiempo. Cartas, relaciones, cartas:tarjetas postales, Leer más…

Miguel Hernández

Miguel Hernández Gilabert nació en Orihuela, el 30 de octubre de 1910. Murió, como se sabe, preso, pobre, con pena y muy joven, en Alicante, el 28 de marzo de 1942. Fue poeta y dramaturgo, militante republicano, esposo apasionado de Josefina Manresa, padre de Manuel Ramón, quien murió a los Leer más…

Cartas de Víctor Heredia

Recibo cartas de la patria mía, cartas que son porciones de otras vidas. Algunas son historias desdichadas otras perfuman llenas de esperanza. Cartas. Recibo cartas. Cartas azules desde Purmamarca y cartas verdes desde Catamarca. Otras del sur con vientos del desierto otras de arena y sal y olor a puerto. Cartas. Recibo cartas que me sonrían y Leer más…

Carta a mis amigos

Hoy vuelvo a recordarla dulce adolescencialos senderos perdidosde mi pueblo pequeño.Vuelvo a sentir las vocesde mis viejos amigosque se han quedado lejosen un rincón del tiempo.Siento en la piel el vientoy el sol de los domingoscuando nos encontrábamos a la orilla del río.Eran las ilusiones como globos etéreosy una aventura hermosala Leer más…

Carta a María Cristina

Quisiera que al llegaresta carta a tu hogar,la recibieras y te sientas feliz,como cuando éramos dueños de la vidafrente a un copo de maíz.Quisiera que tambiénsepas que este papellleva mi corazón doblado en dos por doscomo un duelo sin consuelopor no haberme dado cuentade este amor.María Cristina,dulce hermana mía.Es que Leer más…

Víctor Heredia

Cantautor argentino nacido el 24 de enero de 1947. Vivió su infancia en Paso del Rey, provincia de Buenos Aires. Ha mostrado a lo largo de su carrera, impulsada desde muy temprano por el premio revelación que recibió en el Festival de Cosquín, un compromiso con los problemas sociales del Leer más…

El tiempo

Todo dejó de tener importancia. Desde que supe que H se iría, cualquier cosa me parecía demasiado pequeña, incluso la mosca desapareció de mi panorama mental. Sentía que antes de H no había tenido jamás ningún amigo y con mi claro espíritu optimista sentía que no volvería a tener otro c omo Leer más…

Carta de amor

Querida mujer, dos puntosno me hagas sufrir, comahoy me decido a escribirte cartas de amor sincerotú lo vestu cariñito es un agujeroque me atraviesa el querery sin tus besos en mi chaleconada me cubre la piel,punto y seguido. Como ves, sólo pienso en ti yono me interesa la Perestroikani el Leer más…

Carta a un amigo

Querido amigo la tardeSe va acostando en el ríoY tirado en las arenasTe escribo este chamaméY así del norte llevarteHasta el sur de tus desvelosTodas las cosas que el vientoMe trae de Santa Fe Sabrás que allá en nuestros pagosDonde andabas la canoaToda la gente te extrañaY ansiosa te quiere Leer más…

Estimado doctor Falkenheim

Estimado doctor Falkenheim: Me ha pedido usted que le envíe un informe escrito -tal vez debería decir una historia, puesto que se trata de un «caso»- sobre un trauma que sufrió mi hijo en su infancia relacionado con el mito de Papá Noel. Intentaré ser preciso, sin ocultar mis propios Leer más…

Epístola a Hieronymus Bosch

Qué bien supiste cuanto nosotros, hijos de ira, no comprendimos, el principio del mal deformador de nuestra materia, mal inmaterial que examinaste como quien apila cuerpos y con frías incisiones extrae de sus cabezas la locura, y de sus organismos la confusión de los tres reinos, árboles con rostros, piedras que también son plantas, metales animados venenosos, el insecto cabalgando al pájaro, y el pájaro Leer más…

Para Pete

Hoy fue un lindo día y vino con todo su solacaba de llegar una hermosa carta que vino de lejos.De un soñador que baila desde hace muchos añosguitarra que me quiebra gusta de sonar por esta vena abierta. Canta por tu país, por Chile y Uruguayy en cualquier momento quizás Leer más…

Una carta

Siempre he esperado una carta. De no sé dónde ni de quien. Una carta que filtrara por la endija de la puerta con su potencial de emociones de seducciones viajes espaciales, felicidad indolora. Un cuadrilátero de blanco papel surcado por simétrica bandada de golondrinas en migración. O que contuviera una sola palabra explosiva como una granada. Aunque no fuera yo la destinataria. Haydée M. Leer más…

Carta a mi hijo

Hijo mío, estás lejos y aquí, a mi costado un compañero tuyo ocupa tu lugar. Nada, nada ha cambiado nada de lo que amamos. Este amigo ilumina de esperanza tu ausencia otro, por ti, sin duda, se equivoca. Y aquel joven se bebe toda la primavera en una sola copa, en una boca. No necesito ya quererte Leer más…

Carta marinera a Quinquela Martín

De pie, en la proa, vas al abordaje en la cresta celeste de la aurora cual Machado, ligero de equipaje y un sol universal te condecora. Estar contigo, es emprender viaje denso bosque de mástiles eslora. Urge partir, la vida es un paisaje partir, siempre partir, a toda hora. En tu cueva, genial filibustero, tu caballete, acaso Leer más…

Carta a mi madre

Yo quiero para ti un cielo diferente de otro color celeste. Ya no habré de sufrir el cotidiano despojo de tu gracia con los brazos cruzados. Ni he de sufrir la herida de tu primer arruga la caudalosa herida abierta de mi ternura. Ni ver cómo los días comienzan a llevarte como si lo monstruoso fuera razonable. Hoy Leer más…

Carta a don Jacinto Grau

Quiero cantar tu lujo inusitado: tus cubiertos de estaño. ¿Quién en el siglo veinte, donde usan los fantasmas entorchado tuvo vajilla más original? Ya es trivial el Murano. Mas tu sola presencia era alcurnia y boato. Tu dignidad vestía los muros de damasco. El metal de tu acento horadaba el pasado, mas también fue tu voz testimonio y oráculo. Por tu amor a la Leer más…

Haydée M. Ghio

De su libro Antología , podemos saber que la sra. Haydée M. Ghio era gustosa de las prácticas epistolares. Cinco de sus poemas reunidos en dicho libro llevan por título el sustantivo «carta». Más allá de eso, se trata de versos rimados a una segunda persona explicitado en la carta; salvo el Leer más…

Andrea escribe a Marcela

Esa carta de dulzura tan hija en cielo cae, es lacrecida de repente.En la prisión de abajoel mismo amor se callacuando leeesa voz contrapuerta.No sabe más de su deseo redondo.Pica la piedra del adiósporque no es cierto. A Andreíta Publicado en el suplemento Domingo del diario Perfil de Buenos Aires, 9 de diciembre de 2007

Palabras perdidas

Por las noches, Avel de Alencar cumplía su misión prohibida. Escondido en una oficina de Brasilia, él fotocopiaba, noche tras noche, los papeles secretos de los servicios militares de seguridad: informes, fichas y expedientes que llamaban interrogatorios a las torturas y enfrentamientos a los asesinatos. En tres años de trabajo Leer más…

Carta al señor futuro

Estimado señor Futuro, De mi mayor consideración:  Le estoy escribiendo esta carta para pedirle un favor. Usted sabrá disculpar la molestia.  No, no tema, no es que quiera conocerlo. Ha de ser usted un señor muy solicitado, habrá tanta gente que querrá tener el gusto, pero yo no. Cuando alguna Leer más…

Carta abierta

Sobre la costa Africanarumbo al golfo de Guineate escribo para que veasque aún te amo Salustianasé que estarías intrigadapor la ausencia de tu amorque hace un año te dejósin decirte ni hasta luego…¡Pero juro, que te quiero:por YATASTO Y PENNY POST…! Disculpame te lo pidosi por mi mala cabezatan sólo Leer más…

Cartas para Annie

Rosario, 3 de agosto de 1987 Estimada señorita Finnegan: No puede usted siquiera imaginar la profunda emoción que me embargó al recibir, esta mañana, su carta. En rigor de verdad, señorita Finnegan, guardaba muy pocas esperanzas de recibir una respuesta suya, máxime que mi petición de correspondencia epistolar fue lanzada Leer más…

Corazones solitarios

Trabajaba yo en un diario popular, como reportero de la sección Policiales. Hacía mucho tiempo que no sucedía en la ciudad un crimen interesante, involucrando a una rica y linda joven de la sociedad, muertes, desapariciones, corrupción, mentiras, sexo, ambición, dinero, violencia, escándalo. – Crímenes así, ni en Roma, París Leer más…

Epístola a Julio Verne

Hoy que la vida sobre mí se cierne con faz incierta, si no amenazante, vuelvo hacia ti mis pasos, Julio Verne,  busco en mi librería trashumante, y retrocedo un poco hasta la infancia, que mis ojos mojados ven distante. Y me encuentro embebido en la fragancia misteriosa del patio provinciano de una casona patriarcal y rancia, Leer más…

La novia del olvido

Laura era pechugona, pelirroja e ingeniera informática, en ese particular orden de las cosas, y había sido novia de Fernández durante dos meses de 1978. Luego cultivaron una larga amistad de bajas intensidades. Cuando se encontraron a cenar en un restaurante de la Costanera y él vio que ella venía Leer más…

Lo que importa ahora

Se enfurece con las hojas. Se exaspera como si fueran personas que no le contestan. Las salpica con saliva mientras las amenaza. Las apuñala con la birome. Escribe las cartas sentada frente a la ventana del living; los talones sobre el borde de la silla y las piernas junto al Leer más…

Abecedario

El Coronel rasga el sobre y lee, con su habitual gesto inexpresivo. Se pone de pie, va hacia la ventana, y rompe la nota en pedacitos, mientras se hace oír por el soldado. – En tiempo de los romanos, cuando un mensajero traía malas noticias era costumbre pasarlo por las armas. Leer más…

Carta a Simone de Beauvoir

Chère Simone: Es evidente que no le escribo para obtener respuesta. No solo porque usted está muerta desde 1986, sino porque, si viviera, me contestaría inevitablemente como acostumbraba hacerlo, instándome en dos líneas, secas pero amables, a «proseguir por ese camino». Algo similar a lo que respondía su colega Victoria Ocampo Leer más…

Los amantes desconocidos

La sociedad de Amantes Desconocidos de Flores fue tal vez la entidad más secreta del barrio. Su misma naturaleza hacía imprescindible la discreción. Hace algunos años, cada vez que alguien recibía una carta de amor sin firma los hombres sabios no vacilaban en atribuirla a la Sociedad. Era esto un Leer más…

Cartas de amor

Escribo a diario una carta de amor,amor imaginario, inocente amor: unas hojas secas de guisante de olor,un perfume de Dior, bellos y varios sellos de diferente color. Cartas de amor sin destino, cartas de amor sin dirección qué aberración, qué desatino, qué sinrazón Y ¿qué haría yo? si respondieras del susto y de la impresión… si me escribieras me estallaría el corazón Escribo a diario una Leer más…

Inscripción

El mensajero que nos enviaronno llevaba ningún mensaje.No hay peor mensajeroque aquel que no lleva ningún mensaje.Lo ahorcamos en la plazacomo una señal. Pablo De Santis Publicado en Rey secreto, Buenos Aires, Colihue, 2005. Ilustración de Max Cachimba.

Carta a Santa Claus

Querido Santa Claus yo te escribopues me he portado muy bien este año.Yo soy un niño muy caritativoque a los animalitos no hace daño. Que me trago la comidainsípida de mi abuela,que le cargo sus mapuresque le friego las cazuelas. Soy bastón de los viejitosen difíciles subidas,lazarillo de los ciegosal Leer más…

Frank Delgado

Trovador, nacido en Minas de Matahambre, Pinar del Río, Cuba. Sus canciones reinciden acerca de la problemática diaria en su país. Aquí algunas de ellas, con la carta como modo de relato.

Carta a Francia

Desde el sitio en donde siempre estoy pensando en ticon mi eterna obstinación,y anotando lo que siento que nos pasa aquíaunque no sea lo mejorComo te extraño y como tengo miedo de perder los pasosde extraviar en algun lado las promesas y los sueños¿Cuál será el mejor camino?todos dicen, este si te Leer más…

Cartas peligrosas

El ordenanza le entregó el sobre con una sonrisita ambigua y Tununa leyó, en el anverso: “Para la Srta. Tununa”, más abajo la dirección del Banco y todavía más abajo, en el ángulo inferior izquierdo, “Estrictamente personal”. Las señas del remitente, en el dorso del sobre, la intrigaron: “D.C. Pichincha Leer más…

Carta a Teófilo Cosma

Tengo que escribirle esta carta, Teófilo. Es ridículo, lo sé. Nos vemos todos los días, estamos siempre juntos. ¿Qué necesidad hay de apelar a una carta? Entre nosotros una carta parece una cobardía o una hipocresía, como si le tirase una piedra parapetado detrás de la pared. Un cross a distancia para Leer más…

Marco Denevi

Escritor argentino, nacido en Sáenz Peña, provincia de Buenos Aires, el 12 de mayo de 1992. Entres sus obras destacan la novela Rosaura a las diez , por la cual recibió el Premio Kraft en 1955, y Ceremonia secreta , que más tarde sería llevada a la gran pantalla. Marco Denevi también dedicó parte Leer más…

La carta

Recibir una carta de ti es la evidencia, de saber que te acuerdas de mí cuando hay ausencia, que me tienes en cuenta, a saber, en tus pensares, en tu ser y en tu forma de ser y en tus andares. En la carta que llega de ti, entre comillas, me comentas: «si vieras aquí, ¡qué maravilla!, hay un cielo pintado Leer más…

Carta a mi viejo

Cualquier día a cualquier hora y en cualquier lugar…Querido viejo:Perdona lo de «viejo» antes que nadapero es que así te siento más a mi lado.Como al mejor de todos mis camaradaste contaré las cosas que me han pasado. Te hablaré en esta carta de lo que ha sidomi vida en Leer más…

Alberto Cortéz

Cantautor argentino nacido en Rancul, provincia de La pampa, en 1940. A los 12 años compuso sus primeras canciones. A los 18, viajó a Buenos Aires y, desde allí, recorrerá el mundo. En toda su vasta carrera, grabó más de cuarenta discos. La enciclopedia Wikipedia termina su entrada, diciendo: «Desgarrado, Leer más…

Telegramas

Una esperanza cambió con su hermana los siguientes telegramas, de Ramos Mejía a Viedma: OLVIDASTE SEPIA CANARIO. ESTUPIDA. INÉS.ESTUPIDA VOS. TENGO REPUESTO. EMMA. Tres telegramas de cronopios: INESPERADAMENTE EQUIVOCADO DE TREN EN LUGAR 7.21 TOMÉ 8.24 ESTOY EN SITIO RARO. HOMBRES SINIESTROS CUENTAN ESTAMPILLAS. LUGAR ALTAMENTE LUGUBRE. NO CREO APRUEBEN Leer más…

Sobremesa

El tiempo, un niño que juegay mueve los peones.HERÁCLITO, fragmento 59. Carta del doctor Federico Moraes. Buenos Aires, martes 15 de julio de 1958. Señor Alberto Rojas,Lobos, F.C.N.G.R. Mi querido amigo: Como siempre a esta altura del año, me invade un gran deseo de volver a ver a los viejos amigos, Leer más…

Cartas de mamá

Muy bien hubiera podido llamarse libertad condicional. Cada vez que la portera le entregaba un sobre, a Luis le bastaba reconocer la minúscula cara familiar de José de San Martín para comprender que otra vez más habría de franquear el puente. San Martín, Rivadavia, pero esos nombres eran también imágenes Leer más…

Julio Cortázar

En su obra cuentística, el modo epistolar se halla en forma recurrente, permitiéndo establecer una relación particular entre el género fantástico y la escritura íntima. Julio Cortázar nació en 1914 en Bruselas, pero vivió su infancia y juventud en Buenos Aires. Emigrado en París desde 1951, murió en 1984.

Cazador cazado

Del Inspector Jefe Theakstone, del Departamento de Investigaciones, al Sargento Bulmer, de la misma oficina. Londres, 4 de Julio de 18. SARGENTO BLUMER: Ésta es para informarle que se le necesita para ayudar a resolver un caso importante que requiere la cooperación de un hombre de su experiencia. Me hará Leer más…

Cartas a mí

Limitar mi forma a estudiar, a buscar un libro y aprender a amar, encontrar el tiempo, superar el miedo.  Mi pregunta es quién fallóy que me impide flotar en este mar.  Encontrar la fuerzaque me invite a cambiarreparar mi alma y empezar a hablar, postergar los roles, al romper el molde.  Renacer esperando ser yo Leer más…

Vanka

Vanka Chukov, un muchacho de nueve años, a quien habían colocado hacía tres meses en casa del zapatero Alojin para que aprendiese el oficio, no se acostó la noche de Navidad. Cuando los amos y los oficiales se fueron, cerca de las doce, a la iglesia para asistir a la Leer más…

La esposa

-Ya le he dicho que no me toque la mesa -exclamó Nikolai Evrafych-. Cada vez que me la arregla no puedo encontrar nada. ¿Dónde está el telegrama? ¿Dónde lo ha metido? Haga el favor de buscarlo. Lo mandan desde Kazan y lleva fecha de ayer.La doncella, pálida, muy flaca, de Leer más…

Anton Chejov

Antón Pávlovich Chékhov nació en Taganrog, el 29 de enero de 1860 y murió de tuberculosis en Badenweiler, Alemania, el 15 de julio de 1904. Fue médico y escribió para diversos periódicos. Pero el reconocimiento mundial le vino de la mano de piezas dramáticas como La gaviota. Y también, de sus Leer más…

La carta de Andy Chango

El día que llegó la carta, aquella carta que venía de Argentinacomimos con el plato lleno de delicias de América latina.No se puede prohibir una planta,no se puede eliminar una semilla¡No se puede eliminar una planta ni aunque florezcan un millón de policías! ¡Preparen todo, ya llegó mi carta del Cono sur!¡La fiesta comenzó!-¿Vieron chicos? -¿Qué Leer más…

El buzón del amor

Desde hace algún tiempo tengo la Costumbre de pasarme todas las tardes un par de horas apoyado en el buzón de cierta esquina que yo me sé. Es posible que el curioso lector se pregunte por qué elijo el buzón y no el árbol, el poste del teléfono, la columna Leer más…

El marica

Escuchame, César: yo no sé por dónde andarás ahora, pero cómo me gustaría que leyeras esto. Sí. Porque hay cosas, palabras, que uno lleva mordidas adentro, y las lleva toda la vida. Pero una noche siente que debe escribirlas, decírselas a alguien porque si no las dice van a seguir Leer más…

Cartas de amor que se queman

Ay niña no queda nadade todo lo que soñamosnuestro amor son estas llamasque están quemando mis manosnuestro amor son estas llamasque están quemando mis manos. Son como una ala de lutovolando papel quemadolas cartas donde llorabaeste pecho enamoradolas cartas donde llorabaeste pecho enamorado. Flor del olvidocartas de amorel que las Leer más…

Septiembre del ochenta y ocho

Septiembre de 1988, Buenos Aires, Argentina. Querido amigo: Recibí tu carta de Italia y me alegra mucho saber que todo está bien. Aquí la cosa sigue igual, no es tan transparente. La crisis se pasea por las calles y la tristeza del pueblo es como un barco que no llega a destino. ¡No sé que pasó! ¡No sé Leer más…

El sueco

Yo soy sueco. Y hago notar en primer lugar esta peculiaridad de que soy sueco porque a ello se debió todo el extraño caso de mi vida, el acontecimiento verdaderamente increíble, que hoy me propongo relatar. Yo soy sueco, pues, como iba diciendo, y me llamo Eric Hjalmar Ossiannilsson. Sucedió Leer más…

Tus viejas cartas

Estuve leyendo tus viejas cartasDonde me hablabas de amor.Usando palabras querías decirmeya no puedo estar sin vos. Y dónde quedó ahora, esa hermosa ilusiónDe regalarte a vos, lo mejor de mi amor. Creímos que todo había cambiado.No había razón ya para estar mal.Pero el otoño golpeó nuestra puertaY como una Leer más…

Sobre náufragos y botellas

Récord Un náufrago arrojó al mar una botella con un mensaje, pero la botella chocó con un transatlántico y lo hundió. Uno de los sobrevivientes se agarró de la botella, que lo llevó a salvo hasta la isla donde vivía el náufrago. Éste tiró otras 100 veces la botella y obtuvo 97 personas. (Esta historia figura en el Libro Guinness como «El Leer más…