Nadie sabe 
cuanto duele desde esta prisión 
el haber recibido esta dura noticia

Querido Amigo lo punto:

Espero todo esté bien, 
porque no es fácil hacer 
lo que voy a hacer. 
Quizás te falto el respeto 
aunque esa no es la intención 
sé que ha pasado algún tiempo 
y entiendo tu posición.

Sabes que la hice sufrir 
y la hice sentir 
que no valía para mí 
pero me arrepentí.
Sabes que la hice llorar 
aunque la llegué a amar 
Y aunque sé que la perdí 
aún te tengo a ti.

Pues quien fue mi amigo cuida mi mujer. 
No sé por qué, no sé por qué cuidas mi mujer. 
Sé que fallé, pero nunca pensé 
que tú, mi amigo, cuidaras mi mujer.

Continúo estas letras 
sin nunca olvidar 
que tú creciste conmigo, 
y que la vas a cuidar. 
Tú nunca le faltaste 
a nuestra amistad 
quizás lo que antes tuve 
no lo supe cuidar.

Y hoy quien fue mi amigo cuida mi mujer. 
No sé por qué, no sé por qué cuidas mi mujer. 
Sé que fallé, pero nunca pensé 
que tú, mi amigo, cuidaras mi mujer.

(Yo te pido…cuida mi mujer)

No..No 
Que tú, mi amigo, cuidaras mi mujer. 
No sé por qué, no sé por qué cuidas mi mujer. 
Sé que fallé, pero nunca pensé 
que tú, mi amigo, cuidaras mi mujer.

Tú que la puedes ver, 
sin ofender, 
cuéntale que entendí 
que el destino es así.

Y hoy quien fue mi amigo cuida mi mujer. 
No sé por qué, no sé por qué cuidas mi mujer. 
Sé que fallé, pero nunca pensé… 
No..No..No..No… 
Cuidas mi mujer, yo no sé por qué, por qué, 
mi amigo cuida mi mujer 
No sé por qué, no sé por qué cuidas mi mujer 
Sé que fallé, pero nunca pensé 
Que tú, mi amigo, cuidaras mi mujer 
Cuidaras mi mujer 
Noooooooo 
Tú, mi amigo…

Don Omar


Publicado en Hip hop reggaeton, 2005

Categorías: Cartas de ficción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *