Cartas al padre Jacob

Klaus Härö 
Finlandia, Kinotar, Yleisradio (YLE) , 2011

Lo que la película finlandesa Cartas al padre Jacob ostenta como mayor virtud es la paciencia. Tiene una trama, sí, un desarrollo, pero no se enfervoriza por ir tras él. Parece que el ritmo anacrónico y cansino que trae consigo la epistolaridad lo contagiara.
Leila es una mujer corpulenta que purgó una parte de la condena por homicidio (se sabrá al final de qué se trató, a quién y por qué mató) que es indultada por el Estado a petición del pastor luterano Jacob. Le llega así, por carta, a la celda, la solicitud del padre para que vaya a colaborar con él. Ella acepta porque no tiene otro lugar adonde ir. 
La casa del padre Jacob está en ruinas, se llueve por todos lados y el pastor es ciego desde siempre. Y desde siempre recibió cartas de intercesión que le escribían los fieles para que él le pidiera a Dios por tal o tal cosa. Leila cumpliría la función de amanuense, leyéndole las cartas en el jardín y contestando las que fueran necesarias. 
Pero el padre Jacob ya está muy viejo, y las cartas, como la vida, comienzan a escasear. Como aquel abogado en decadencia al que no le suena su teléfono, o al llevaytrae al que cada vez le caen menos pedidos, el padre Jacob es cada vez menos solicitado. Y, como la famosa novela de Garc�a M�rquez, al padre Jacob cada vez hay menos que le escriben. “¿Quién necesita a un sacerdote ciego y viejo a fin de cuentas?”, se pregunta mirando al vacío, con los ojos blancos como metáfora del futuro que va quedando.
Es justo allí que comienza la bisagra del film, ese que se va tomando tiempo, como las cartas, para cumplir cometidos. Y Leila, la machona y exconvicta, tiene para eso más que el cuerpo, la voz. La extraña voz cantante para una película que se alimenta de cartas.

(M. N.)  


Título original: Postia pappi Jaakobille 
Dirección: Klaus Härö 
Guión: Klaus Härö 
Fotografía: Tuomo Hutri 
Montaje: Samu Heikkilä 
Música: Dani Strömbäck 
Intérpretes: Kaarina HazardJukka KeinonenHeikki NousiainenKaija Pakarinen, Esko Roine 
Origen: Finlandia (2011) 
Duración: 72 minutos

Web oficial, aqu�

Trailer de la película, aqu�

Categorías: Películas