Mi chiquita


Dios que todo lo sabe, te ha preparado estos días, para que aprendas mucho ¡¡aprovechálos!! sabés que son muchos los llamados y pocos los elegidos, pero… quiero pedirte una cosa, en estos días, vas a tener muchas horas de estudio, de alegría de compartir cosas y muchos momentos de oración de estar cerca del Señor, quiero pedirte que reces por tus hermanos, para que vuelvan a los sacramentos, por papá, para que tenga trabajo y también vuelva a comulgar con el Señor que hace muchos meses que no lo hace, por mí, para que aumente mi fé que ha veces aunque parezca fuerte, necesito más fuerzas todavía. 
Quiero con todo el corazón que vivas esta experiencia de aprender a guiar a otros chicos que están a la deriva, muchos te necesitan y yo quiero siempre tu sonrisa y tu alegria. 
Un beso grandote, grandote para cada buenas noches en el Ave María


Mamá