Mendoza, 4 de noviembre 
1996

Querida Ma. Belén:


Con alegría veo cómo vas caminando, no sin luchas, pero con optimismo salesiano!. En tu carta has empezado a valorar los pro y los contra de una decisión que no te queda fácil tomar, porque te implica como persona, e indirectamente implica también a los tuyos. Lo primero que quisiera sugerirte es que venzas todo temor con la CONFIANZA, Dios es Padre y te va a ir mostrando el camino para vos, porque lo estás buscando con sinceridad. Para eso, aunque tengas muchas ocupaciones, no dejes por nada la ORACION, date ratos para estar con Jesús y pedile con sencillez qué quiere de vos. Esto es lo fundamental, confianza y oración. 
Y luego, para ir directamente a tus preguntas, me ha parecido bien hablar con la Directora de la casa de formación (aspirantado) en la que están las chicas que ya iniciaron su primera etapa: período de prueba y orientación. Le conté de vos y de tus inquietudes. Ella aconseja, como primer paso que vayas a pasar una semana al aspirantado, para que conozcas el ambiente, cómo viven las chicas y para que puedas conversar con ella y conocerse mutuamente. Sería también la oportunidad para realizar el sicodiagnóstico que hacen todas las chicas antes de entrar, con la finalidad de conocerse mejor y contar con más herramientas de juicio antes de decidir la entrada. La Hna. Dorita (así se llama la hermana) confía en que después de realizada esa experiencia, vos solita te vas a dar cuenta si estás en condiciones de entrar el año que viene o si te conviene esperar otro año más. Coincido con esa opinión, Dios nos habla a través de mediaciones, estos encuentros, los trabajos y la experiencia en sí son los medios que se te ofrecen para descubrir por dónde va su voluntad, que es en definitiva lo que te interesa. 
Claro que ahora te apura un poco esta primera decisión, porque tendrías que estar en Rosario, si no es posible en noviembre, en las primeras semanas de diciembre. Después las chicas se van a sus casas. Y si no ya sería para el año que viene, pero entonces, ya aplazarías la entrada para el ‘98. Porque sí, salvo raras excepciones, los ingresos son al comenzar el año, porque tienen todo un plan formativo que no es fácil enganchar en cualquier momento del año. 
La experiencia previa de ir esa semana es una condición necesaria, más en tu caso que no has conocido de cerca a las Hermanas. Es una visita al aspirantado y no significa para vos ningún tipo de compromiso. 
Me quedan otras preguntas por contestar pero, no hace falta que me adelante, las irás resolviendo a medida que avances. Si decidieras viajar, ya veríamos como solucionar el problema económico (desde aquí nos hacen descuentos) y si no te animaras a viajar sola, buscaría que alguna Hermana te acompañe. Esto para darte tranquilidad. Pero tiempo al tiempo. Ahora lo primero es que charles esto con el P. Rico y consideres qué es lo mejor para vos. El Espíritu Santo, María Auxiliadora, María Mazzarello y Don Bosco a quienes te estás encomendando no te van a fallar!, tendrás la luz y fuerza que necesites. 
Te mando la segunda guía de acompañamiento, dales mis saludos a esa/e amiga/o tuyos con los que compartís tu vivencia. Sé constante en el trabajo espiritual, a seguir pedaleando con gusto rumbo al seminario!. 
Sentime muy cerca acompañándote en tu búsqueda con mucho cariño, te tengo presente en mi oración y en mis ofrecimientos. (Qué tal te fue con la matemática?) 
La bendición de María Auxiliadora para vos y los tuyos. Te quiere


ANora