10 – Sep – 1996

Hola Majo:


¿Qué tal te va? espero que bien, yo de momento no muy bien. 
¿te acuerdas de Miguel? (mi novio) pues lo hemos dejado hace un mes más o menos. Te cuento como fue. 
El día 17 me dejaron salir y dormir en casa de mis mejores amigas. Llegamos a Portonovo a las 12:30 y Parada (el chico con el que salimos) se trajo a un amigo de Orense muy simpático y le encantaba bailar y aún por encima era muy guapo estuve bailando con él un ratito hasta que llegó Miguel y fui a donde el estaba pero Miguel es muy aburrido, no le gusta bailar ni que yo baile y me enfadé con él y me fui a bailar con mis amigos y con el chico nuevo que se llamaba Juan. Miguel me llamó y fuimos afuera y me estuvo gritando por hablar con Juan y me dijo que yo no podía bailar si salía con él tenía que estar a su lado. Le dije que estaba loco y que era un machista y me pegó un tortazo, yo me marché corriendo a donde estaban mis amigas y se lo conte todo, me dijeron que cuando un chico te pega una vez por esa tontería, cuando sea algo grave me mataría, creo que tienen razón y ahora no me hablo con él. Lo peor es que enrollé con el otro chico (Juan) y aún estoy con él. 
Se me hace muy raro estar con un chico que no sea Miguel pero nunca le perdonaré que me haya pegado. Además no me llamó para pedirme perdón, me dejó de hablar sin más. Eso me duele mucho, parece que lo hizo a propósito para que lo dejasemos pero ya no te aburro más con estas cosas. Por aquí las cosas están igual que siempre se acabó el verano pero guardo un bonito recuerdo, tu visita a España y lo bien que me lo estoy pasando sin mi novio estoy mucho más libre y hago lo que quiero. Te dejo ya, esperando que escribas pronto y me cuentes que tal te van las cosas. 
Un abrazo y muchos besos.


Rebeca