3/7/98

Querida Belén : 
Unas líneas para saludarte y continuar asegurándote mi afecto y mi oración. Espero que sigás bien y madurando serenamente en los caminos del Señor. ¡Ojalá podamos vernos cuando vaya para el Encuentro Zonal de Cooperadores, en Agosto!
Si con correo gratis escribo poco, ¡que sería si tuviera que mandar las cartas por correo!.. 
¿Cómo están tus cosas? ¿y tu familia? Espero que estén todos bien. Sobre tu problema de discernimiento, la verdad es que no sé hasta donde preguntar, porque no sé hasta dónde vos me querés contar. Por una parte no quiero ser insistente y cargoso, y por otra no quiero dejar de apoyar allí donde uno cree que puede hacer algo, sobre todo cuando son las cosas de Dios, que hay que tomar con mucha responsabilidad. 
¡Sabés que rezo siempre por vos!.. 
Te reitero mi afecto de siempre. 
¡Vamos Argentina todavía! 
Con cariño 
P. Gerardo