18/3/98

Querida Belén


Releo tu última carta porque “hoy” se va Analía para allá.. adelantó el viaje porque se le murió una tía creo. 
Me quedan pocos minutos, pero quiero decirte algunas cosas: 1) que me alegró tu carta, pero sobre todo ver y sentir tu entusiasmo respecto de la EAS!.. Eso es bueno. El buen Dios tiene esas cosas para “sacudirnos” de vez en cuando! 
2) Es obvio que estas cosas te muevan la estantería y te reubiquen el problema vocacional, en especial a vos que ya lo habías sentido antes. 
3) Te habrás dado cuenta que es un modo bárbaro de vivir la vida cristiana, de darle sentido a la vida.. lo digo por ese clima y esa vivencia propia de la Escuela. 
4) Esos “peros” de que me hablás y que te tienen podrida son los causantes de las grandes elecciones. Los “pero” son los que posibilitan una buena opcion de vida. ¿no te parece?.. Más explicaciones… en otra carta! 
Bueno Belén : Una recomendación: “PORTATE BIEN!!!” (imitame a mi…ejem…). Ahora en serio: Rezo por vos y por tu discernimiento. Yo también te quiero mucho… 
Con todo cariños


P. Gerardo