Cba. 24/ 9/ 96

Querida Belén:


¿Cómo estás? Espero que bien, lo mismo que toda tu familia. Te habrá contado Nancy y los otros que fueron, lo hermoso que estuvo el E.J.A.S y la pena que no hayas podido ir. Dios sabrá porqué tuvo que ser así. Espero que sigas firme en tu decisión. Creo que estás hablando con una hermana de Mendoza. Ojalá te ayude a discernir lo que Dios quiere para vos. De todas maneras, lo importante siempre va a ser tu oración sincera y constante al Señor para que te ayude a resolver todas las dificultades que se presenten. El Señor, a los que ama los prueba mucho para que le demuestren que también ellos lo aman a El. Sos una predilecta de Jesús. Por otra parte siempre vas a tener amigos y padres espirituales que te van a acompañar y rezar por vos. El Señor lo que quiere es que seamos generosos con El y nos dejemos guiar por El, que no nos va a defraudar. 
Es probable que el mes próximo me haga un viaje a San Rafael y allí podremos charlar con más tranquilidad. Por ahora dejo aquí. Dales mis saludos a tus padres a quienes recuerdo con afecto y a toda la gente buena de San Rafael. Con todo cariño


P. Gerardo Bruno