Mañana del día veintidós
madre, hoy es tu cumpleaños.
Chaco ¡qué lejos estoy!
En mi carta les dejo mi amor.

Todo es blanco y aquí en mi alrededor
nos humillan con grandeza
el Tano, el Polaco, el Andrés
Madre, cayeron los tres.

Es de noche, y los salgo a buscar
mis estrellas me quieren contar,
hace frío y aquí en soledad
hay mil almas que de guardia están.

Y sos un poco de sol,
toda nieve, toda viento.
Sos un puerto argentino
con bandera de otra nación.

Es la carta que nunca llegó
escrita allá en Malvinas.
Fue en abril del ochenta y dos
de un soldado que nunca volvió.

Raúl Ratti


Publicado en Soledad Pastorutti, La sole, 1997, Sony Music Argentina

Categorías: Cartas de ficción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *