Y ya son las 2 de la mañana y todavía sigo aquí
escribiendo una carta para ti
Solo pensando en todo lo que sucedió
y en los errores cometidos en este amor

Cómo es posible que mi esposa me boto
mi hogar, mi alma todo lo destruyo
Me quedo solo frío en esta habitación
soy un difunto

Y no se por qué esta novela termino así
en papel escribo mi historia y te la entrego a ti

Y querida amada
esta es la última carta que te escribo
Mis últimas letras y te dejo en el olvido
como es posible que no sepas perdonar

Y querida amada
este fracaso se lo dejo al destino
Prometo que yo nunca quise lastimarte
y aunque te vas por siempre te amaré

Y al fin y al cabo he tratado de arreglar la situación
pero me echas como un perro sin valor
Cada minuto me enveneno con rencor
al ver tu cara solo crece mi odio

Se que al final solo te vas arrepentir
te darás cuenta de todo lo que sufrí
Cuando regreses ya yo no estaré aquí
y solo pregunto

Y no se por qué esta novela termino asi
en papel escribo mi historia y te la entrego a ti

Y querida amada
esta es la ultima carta que te escribo
Mis últimas letras y te dejo en el olvido
como es posible que no sepas perdonar


Y querida amada
este fracaso se lo dejo al destino
prometo que yo nunca quise lastimarte

Y aunque te vas por siempre te amaré

Y no se porque esta novela termino asi
en papel escribo mi historia y te la entrego a ti

Y querida amada
esta es la última carta que te escribo
Mis últimas letras y te dejo en el olvido
como es posible que no sepas perdonar

Geoffrey Royce Rojas

Publicado en Prynce Royce, Prynce Royce, 2010

Escuchá la canción, aquí

Categorías: Cartas de ficción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *