Estuve leyendo tus viejas cartas
Donde me hablabas de amor.
Usando palabras querías decirme
ya no puedo estar sin vos.

Y dónde quedó ahora, esa hermosa ilusión
De regalarte a vos, lo mejor de mi amor.

Creímos que todo había cambiado.
No había razón ya para estar mal.
Pero el otoño golpeó nuestra puerta
Y como una hoja nuestro amor murió.

Y dónde quedó ahora, esa hermosa ilusión
De regalarte a vos lo mejor de mi amor.

A veces los sentimientos no se pueden manejar
Y cuando nos atrapan, no podemos escapar
Y es así… nuestro corazón sufre.

Y sigue y sigue dando vueltas y vueltas
La loca rueda de la vida.
Y sigue rodando en mi cabeza
El enigma cautivante del tu voz.

Y dónde quedó ahora, esa hermosa ilusión
De regalarte a vos, lo mejor de mi amor,
Lo mejor de mi amor, lo mejor de mi amor..

Horacio Eduardo Cantero Hernández

Publicado en Los enanitos verdes, Contrarreloj, 1986


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.