Serie

De Sofía Gladys Frontera a la jefa espiritual de la Nación dignísima Señora Eva Perón – Río Cuarto, 16 de noviembre de 1953

como muchos provenimos de hogares pobres, y nuestros padres no pueden proporcionarnos esa satisfacción es que acudimos a usted, para que esa noche se iluminen nuestros ojos y florescan las sonrisas en los labios de todos los niños al recibir de sus manos pródigas y abiertas siempre para el bien el milagro de la alegria hecho juguete.
Esperando que este pedido halle eco en su alma generosa, ya que lo hacen quienes ocupan constántemente su alma y son el objeto primordial de su vida la saluda con todo cariño en nombre de los niños de esta escuela.
Sofía Gladys Frontera
6º Grado A
Escuela Nac. Nº 122
Passo 790 – Rio Cuarto

Ver Más »

De Adelina Anaya a Señora María Eva Duarte de Perón – Pehuajó, 19 de noviembre de 1951

Señora: doña Eva: Espero que no la moleste señora con mi carta. Voy a expresarle mi caso: Soy viuda con cinco hijos. Están ellos en la pobreza, el mayorcito lo tengo en el hospital. Carezco de recursos para tantos como somos. En mi hogar, enferma una nena de tres años. Le agradeceré señora su ayuda por intermedio de la ayuda social que tanta obra realiza.
Con estas palabras le bastará para darse cuenta cómo me encuentro

Ver Más »

De Pedro Badino a dignísima Señora María Eva Duarte de Perón – Rosario, 27 de marzo de 1951

Dignisima señora:
María Eva Duarte de Perón
Me dirigo a usted con gran alegría con solo pensar a pesar de mi gran tristeza, que voy a hacer escuchado por medio de estas líneas de una gran Dama y a la vez consuelo de todos los afligidos y desamparados que habitan este suelo tan querido por todo habitante del mundo que ha tenido la suerte de estar en estos cinco años de paraíso que así me permito p. llamarlo puesto que es la realidad

Ver Más »

Carta abierta de Roald Dahl sobre el sarampión, 1988

Olivia, mi hija mayor, contrajo sarampión cuando tenía siete años. A medida que la enfermedad siguió su curso normal, recuerdo haberle leído a menudo en la cama y no sentirme particularmente alarmado por ello. Entonces, una mañana, cuando estaba camino de la recuperación, yo estaba sentado en su cama mostrándole

Ver Más »

De Benito [Mussolini] a mi pequeña Ida, sin fecha

Mi pequeña Ida. Acabo de llegar tras doce horas interminables en un tren que me dejó completamente cubierto de hollín. Lo he limpiado lo mejor que he podido y mi primer pensamiento, antes incluso de ir a cenar, eres tú. ¿Te alegra? ¿Me dirás una vez más que sólo tú me

Ver Más »

De Gala Dalí para Jeff Fenholt

Jeff los cambios son terriblemente duros. Stop. Por favor, trabaja. Fue muy importante lo que yo conocí como tu creación. Por favor, trabaja y recuerda estoy totalmente triste y soy tuya. Gala

Ver Más »