La palabra final

Podría pensarse que las últimas palabras son las más verdaderas. Allí es donde se condensa nuestra historia de vida pasada; ese instante presente y, al mismo tiempo, final; y nuestra reflexión de la eternidad. A continuación, se presenta una serie de cartas famosas de casos reales que guardan en su interior el misterio de esa terrible verdad.

De Marc Lépine – Montreal, 6 de diciembre de 1989

Valga anotar que si me suicido hoy, 89/12/06, no es por razones económicas (ya que he esperado hasta haber agotado completamente mis recursos financieros y he rechazado cualquier empleo), sino que más bien lo hago por razones políticas. Porque decidí enviarle un anuncio a los padres de las feministas quienes

Ver Más »

De Sid Vicious – Nueva York, 2 de febrero de 1979

Hicimos un pacto de muerte, yo tengo que cumplir mi parte del trato. Por favor, entiérrenme al lado de mi nena. Entiérrenme con mi chaqueta de piel, vaqueros y botas de motociclista. Adiós. Con amor, Sid Publicado en Bruno, Anthony, The sid vicious story: «Trouble in room 100».

Ver Más »

De Andrés Caicedo a su madre – Cali, 1975

Mamacita: Cali, 1975. Un día tú me prometiste que cualquier cosa que yo hiciera, tú la comprenderías y me darías la razón. Por favor, trata de entender mi muerte. Yo no estaba hecho para vivir más tiempo. Estoy enormemente cansado, decepcionado y triste, y estoy seguro de que cada día

Ver Más »