La palabra final

Podría pensarse que las últimas palabras son las más verdaderas. Allí es donde se condensa nuestra historia de vida pasada; ese instante presente y, al mismo tiempo, final; y nuestra reflexión de la eternidad. A continuación, se presenta una serie de cartas famosas de casos reales que guardan en su interior el misterio de esa terrible verdad.

De Frederick Pope a Victoria

No desesperes Victoria, ésta es la última página de nuestra correspondencia. Sólo te escribo para decirte que voy a suicidarme, aún no sé si envenenándome o ahogándome. Te dejo todas mis propiedades, tengo algunas deudas personales que honrar, pero puedes quedarte con todo lo demás. Haz lo que desees con ello,

Ver Más »