Queridos Dome y Raquel

Queremos darles las gracias por haber depositado en nosotros toda la confianza de este taller tan hermoso y que nos llegó a lo profundo de nuestros corazones, sin ustedes como nuestros maestros no hubiesemos podido llegar a describir todo nuestros sentimientos. ¡Hojalá y Dios quiera! Que nuestro compartir sirba de ejemplo a todos aquellas parejas que se identifiquen con nosotros.

Los requeremos mucho y que nuestra amistad siga por mucho, muchos años juntos.

Edgardo y Bethy

28-4-1993