De Norberto a Elba, Tandil, 8 de enero de 2017

Elba: domingo a las 21; dentro de un rato compartiré la rica pizza de Los Maestros con mi hijo Javier, su pareja (Laura) y Graciela. El día de Nochebuena Laura se hizo un Evatest y resulta que dio positivo: está embarazada, con lo cual espero ser abuelo por tercera vez hacia agosto o septiembre. De alguna manera esta noticia impregnó las Fiestas, que hemos celebrado muy íntimamente: mi ex mujer, su hermana, Javier y Laura, Graciela y yo.
Hace un rato hice los trámites para que el miércoles la empresa de combis Tienda León nos lleve a Ezeiza. Esa noche volaremos a Río por Emirates, una compañía aérea que te ofrece (por unos pocos pesos más) un servicio mucho mejor que el de Aerolíneas.
Mañana, lunes, decidiré qué libros me llevaré para leer bajo la sombrilla, además del de Sebreli. Ahora estoy leyendo de nuevo «El hombre ilustrado», de Bradbury, y otro que se titula «Historias de películas», escrito por el fallecido crítico uruguayo Homero Alsina Thevenet, con quien compartí redacciones durante no menos de quince años. Su libro trata sobre curiosas circunstancias registradas durante la filmación de films célebres, como por ejemplo «El padrino» y «Bonnie & Clyde». Alsina Thevenet fue mundialmente famoso, entre otras razones porque el cineasta sueco Ingmar Bergman lo menciona elogiosamente en su libro «La linterna mágica».
Fe de erratas: en mi mail anterior aludí a Sebreli con el nombre de Juan Carlos, siendo que en realidad se llama Juan José.
Recibí un mensaje telefónico de Emilse y la llamé al día siguiente. Obtuve alguna noticia respecto de la evolución de tu brazo y, según ella, estás bastante mejor. Grata nueva, que espero que amplíes con más detalles en cuanto me escribas.
A Río llevaré también una copia de impresora de mi inconclusa novela «Ardiente y pasional», que me parece ya haberte mencionado. El mamotreto consta de unos 20 capítulos, en tanto que el total, estimo, rondará los 25. Mi entusiasmo por terminarla ha disminuido bastante, dada la realidad que viven las editoriales, habitualmente sometidas a achiques y reducción de compromisos.
Leí que pasaste las Fiestas con hijas y descendientes, más otros familiares y amigos, y que algunos encuentros de este carácter se están prolongando durante enero. Ojalá los disfrutes.
Me despido hasta mi vuelta, a principios de febrero. Con afecto, N.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp