De Raquel a Dome querido, 27 de octubre de 1961

San Martín, 27 de octubre de 1961

Dome querido:

Siempre me preguntas si te quiero, aunque en mi rostro se pinte de frialdad, y mis labios digan que no, dentro de mi corazón hay una voz que grita desesperadamente: «¡si te quiero, pero solamente para mi!»

Querido si supieras cuanto sufro, si supieras que todas tus palabras, y todos tus sacrificios caen en el vacío, porque todo eso a mi me suena a (?) repetición, interés malo, y auqnue me esfuerce en creerte, hay algo más fuerte a mi voluntad que me dice : «Se lo dijo antes a otras», «Son mentiras», «Lo hace de costumbre», «me cree igual a todas», «lo hace por un fin solamente material»; y así como en una película va pasando en mi memoria todo tu pasado, y te veo, ese tipo de muchacho que asqueaba, por eso es que ahora pienso que todo lo que haces es por una faz falsa y digo dentro mio: «que bien que se sabe mandar la parte, haciéndose el bueno, pero en fondo es siempre el mismo!»

A veces me quiero sobreponer a todas estas ideas que me atormentan pero tu comportamiento en ciertos momentos, me lo confirma, y la poca confianza que te tengo, se derrumba nuevamente. 

Y así pasan días y noche con el pensamiento fijo en todo esto, y por momentos te aseguro, aunque no me lo perdonaría jamás, por la cobardía y el sentimiento que me une a vos, abandonaría nuestro noviazgo para poder volver a ser la Raquel de antes: buena, pura, sacrificada, comprensiva, confiada, piadosa. Pero desgraciadamente es demasiado tarde, porque todo eso ha sido reemplazado por el egoísmo, la envidia, la maldad, la vanidad, la desconfianza hacia todo y todos, la frialdad con la religión y el ideal, y lo más alarmante, igual o peor que cualquier (?) que yo quisiera convertir. 

En algunos momentos he llegado a arrepentirme por haber sido buena y es allí que pienso como cualquiera diciendo: äl final si hubiese sido peor hubiese tenido más suerte, o por lo menos no hubiese sufrido tanto debido al cambio brusco»

Si dices que estoy loca, que no soy lo que vos pensabas que yo era, pero quisiera que por un instante solamente supieras en carne propia lo que es pensar que me estás mirando viendo a otra persona, que me me demuestras cariño o ……. por añoranza a esa persona y que sufres por otra persona que no soy yo o que sueñas con ella, si querido, te vi en los ojos anoche, tu amor propio huido, o tú resto de amor hacia ella, cuando te dije de su próxima boda, si comprendo tu angustia callada, pero tal vez si vuelves a ella mientras que todavía estás a tiempo, se le darían solución a muchas cosas. 

Leo todo lo escrito, y me repugno a mi misma al comprobar lo mala que soy trayéndote todos estos recuerdos, pero aunque no lo creas te quiero a vos solamente, y es la primera vez que amor verdaderamente, lo he comprobado durante todo este tiempo que me brindó muchas horas amargas, pero también, debo reconocerlo momentos de deslumbramiento y de dicha. 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp