Querida Hermana:

Con la presente te hago llegar mis felicitaciones para tu cumpleaños, esperando que te encuentres bien en todo sentido junto a tu familia. Me siento tan orgullosa de mi misma por estar manteniendo mi proposito de seguir correspondencia por lo menos en todas las ocasiones de fechas personales asi como para el Cumpleaños de Mateo donde tambien me dirigí a la carta de Madrina, como hasta ahora no he recibido respuesta espero que les halla llegado. Siempre tengo la angustia de después de los que nos cuesta escribir se pierda en ruta y ya saben que rabia da. Y ahora de veras me doy cuenta de veras me doy cuenta que feo no tener respuesta. Asi que ansiosamente espero siembre aunque sea dos lineas de Uds. Finalmente ayer recibí una postal de mama y papa tan esperada desde su partida a Italia. Me dicen que la estan pasando tan bien y que fantásticamente los estan tratando, me alegra. Raquel querida de alguna manera quisiera que sientas el gran y especial cariño que te tengo siempre guiada de juicio y ternura. Te quiero mucho. Ruego siempre que alguna dia las cuatro nos abracemos en un mundo de paz y armonia ¡Que sueño!

Con amor, Rita.