De Trino a sus queridas Marías – San Sebastián, 8 de junio de 1937

17/ Martes. Mis queridas Marías: Se me olvido ayer deciros que como no tenía costumbre de beber agua al principio me originó trastornos el tomarla sola, asi que tuve que mezclarla con algo de vino que poco a poco voy eliminando y ya antes de diez dias el agua más ó menos pura ó cristalina constituira mi único remedio contra la sed. Con este motivo se me ha abierto un apetito formidable. ¿Recuerdas Maria cuando papá reprochaba los platos que me servia? Pues igual ó más ahora que no engordo porque hago mucho ejercicio entre una cosa y otra ando bastante no tomo tranvías. El castillo, la villa – la villa y el castillo y luego de pie en el Bar. Ya me muevo yo. ¿No creais eh…? Que lo hago con mis miras de coquetería. No tiene tanto mérito. Mucho cariño de vuestro
Trino
S. Sebastian 8-6-1937

Doña María .R. Viuda de Azcune
Bartolomé Mitre 1156
Buenos Aires
República Argentina
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp