De tu hermano para Señor Sargento Miguel Angel Peralta, 2 de junio de 1982

Buenos Aires         
02 de junio de 1982
Señor Sargento
Miguel Angel Peralta
Mi querido y siempre recordado hermano; con mucha alegría recibimos tu cara de fecha 15 MAY 82, veo por lo que escribís que tu estado de ánimo ha mejorado, no esperaba otra cosa de vos. 
Recuerda que a veces ocurren cosas inevitables. Pero es menester comprender que se está luchando por una causa justa, se esta defendiendo nuestra soberanía; de intereses extraños y apátridas, ya que esos cerdos no defienden a su patria sino que son mercenarios a sueldo y su única bandera es el signo $ o el signo de la moneda con la que les pagan esa deplorable acción.
Quiero que sepas, aunque sé que estas convencido de ello, que esta guerra hera inevitable y se lleva a cabo en todos los ámbitos, niveles y clases sociales. Para luego de ello lograr la Patria libre Justa y soberana, que descuento lograremos con el caldo aporte de todos ustedes querido Miguel, se que los momentos que estan viviendo son duros, pero tambien sé que a vos te sobra entereza moral y espiritual para sobrellevarlo y no olvidar que no es tu turno; no olvides que ellos desde el cielo estan junto a vos y nosotros espiritualmente tambien. 
No te imaginas las ganas que tengo de estar allí, pero mi lucha es en otro ámbito, por ahora no se me permitió ir. 
Espero que en tu proxima carta me cuentes si recibiste la encomienda y las cartas, como así tambien asarme saber lo que te haga falta, así te lo envío de inmediato. 
Gracias a Dios respecto a nuestra familia todos bien, el viejo un poco preocupado, Laurita cada vez mas grande y baga; por mi parte ya finalizo el curso y me radico aquí, ya alquile, solo me falta traer las cosas de Bahía. 
No olvides que a la vuelta te esperan los asados que decís extrañas y el resto…
Solo pido a Dios todopoderoso te de bravura y enteresa de nuestro guía y maestro, el sargento Juan Bautista Cabral. 
Y no Olvides que Dios esta con las causas justas y la muestra lo es, a el no le gustan las cosas sucias, y el proceder de los ingleses lo es asi que tendran el castigo que merecen. 
Sin mas en particular me despido de vos con un fuerte abrazo y un “hasta muy pronto”
Tu hermano que siempre está junto a vos de una forma u otra. 
Dios guarde a la Patria, la institución y a vos 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp