Lengua madre, María Teresa Andruetto

Por Karina Echevarria.

Julieta vuelve a Argentina tras la muerte de su madre, a la que no quiso despedir. Viene a ordenar sus cosas, entre las que se encuentra una caja de cartas que su madre pidió que leyera. Más allá del enojo, ahora que Julia no está, Julieta cumplirá su última voluntad.

Las cartas tienen un mismo destinatario: Julia, su madre, con la que nunca pudo vivir. Pero los remitentes son varios: sus abuelos maternos, Ema y Stefano, quienes la criaron desde los dos meses; Lina, su tía y hermana de su madre; amigos y compañeros de lucha, a los que Julieta no conoció; Nicolás, su padre a quien solo ha visto en una foto; y ella misma, Julieta.

A través de estas cartas, Julieta repasará la vida de su madre: el escape de su pueblo en Córdoba, en medio de la noche y del terror, en el 76; los años que vivió en un sótano, protegida por desconocidos; el dolor de entregar a su hija para que la criaran los abuelos, más segura; y el deseo de recuperarla, siempre demorado, dilatado, postergado.

En este descubrir a su madre, Julieta irá uniendo los trazos que la memoria infantil desdibuja, pero no borra. Llegará a comprender ese recorrido personal del que viene escapando y que finalmente se impone como identidad e historia familiar y, tal vez, logre reconciliarse y despedirse de su madre.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp