Teatro

De Trino a sus queridas Marías – San Sebastián, 27 de julio de 1937

No te preocupen las tarjetas Mariacho. Las tenia hace tiempo guardadas. Mejor empleadas imposible. La de hoy es una vista verdaderamente preciosa, unas y otras formarán el mañana un tomito no muy améno pero si revelador de lo tenaz que soy tratándose de mi cariño por vosotras. Aun guardo muchas. Las miro con amor. Son el hilo material que sirve para nuestras comunicaciones.

Ver Más »

De Trino a sus queridas Marías – San Sebastián, 13 de julio de 1937

52/ Martes. Mis queridas Marías: En el Castillo, esta mañana, he charlado con Eloy y su amigo, el de la Caja de ahorros, el que hace tan divinamente las fotos. Juntos hemos estado un buen ratito, recordandoos, como es natural: el día ha sido como el de ayer, esplendido, con una brisa muy agradable. En el cine muy poca gente a pesar de que se ha proyectado una buena cinta.

Ver Más »

De Trino a sus queridas Marías – San Sebastián, 12 de julio de 1937

51/ Lunes. Mis queridas Marías: Si pudierais verme os reiriais. Tengo delante chocolate crudo y pan; esto es lo que traigo á la villa, asi que con el apetito que disfruto me doy casa hinchada de cacao que es una gloria; naturalmente remojado con agua limpia y clara de la fuente, lo bonito es que me sienta estupendamente. Hoy puede decirse que ha sido el primer dia de verano. Azul purísimo el cielo y calor, mucho calor y en el cine cuatro gatos y yo..

Ver Más »

De Trino a sus queridas Marías – San Sebastián, 11 de julio de 1937

Aqui en el Teatro no damos más que cine compañias no las hay y las películas, las de antes y que duren. Es muy raro que demos un estreno. Ademas los pocos que tenemos se guardan para invierno pues ahora con el buen tiempo la gente prefiere pasear. Bueno nenas hasta mañana.
Recibid muy cariñosos abrazos de vuestro
Trino
S. Sebastian. 11-7-1937.

Ver Más »

De Trino a sus queridas Marías – San Sebastián, 10 de julio de 1937

Son las diez y cuarto de la noche, escribo desde el saloncito del piano, es que me dolía un poco la cabeza y no voy a la sesión de la noche.
Aquí estoy haciendome la ilusión de que ha de abrirse la puerta y aparecen vosotras.
Ya yo no tengo mala aparición. No se, pero si alguna vez María vuelvo a verte ¿sabré ó podré por lo menos hablarte? No te rías de que nada más pensarte y se me pone carne de gallina.

Ver Más »

De Trino a sus queridas Marías – San Sebastián, 8 de julio de 1937

hemos ido por el Kursal hasta Ategorrieta, como es natural la conversación ha girado sobre vosotras. el como yo, tenemos postales que hoy se han recibido de nuestras queridas ausentes y estamos contentos de ver que estais bien y que Palmirita ha crecido y se pirra por escribir y estudiar como su hada madrina predijo. A mi particularmente, su actividad en este respecto me agobia, porque leer sus epistolas me obliga á abandonar otros menesteres asi que os suplico le digais que se modere un poco en sus aficiones caligráficas y me deje respirar.

Ver Más »

De Trino a sus queridas Marías – San Sebastián, 7 de julio de 1937

Os envio esta colección de postales de Arrue. Serviran de recuerdo para el dia de mañana ¿Las guardais? Debe de haber por ahi otra de caseríos pero por más que busco no doy con ella, si la encuentro la compraré para mandarosla. Me son muy simpaticos los cartoncitos estos en que cuatro garabatos llenan un momento de alegría á mis dos preciosidades yo me digo. Esto que escribo pasa por sus ojos y disfruto mucho pensandolo.

Ver Más »